En México se sigue aplicando la tortura, reconoce Soberanes

jueves, 13 de diciembre de 2001
Pachuca, Hgo (apro)- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes Fernández, señaló que la participación del Ejército en cuestiones de seguridad interna del país puede ser una excepción para situaciones graves, mas no una regla general Durante la firma del convenio de colaboración, capacitación, formación y divulgación de quejas entre este organismo nacional y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Soberanes Fernández se mostró extrañado en torno a los señalamientos del procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, formulados en la quinta Reunión Nacional de Procuradores, donde pidió la participación de las fuerzas castrenses para combatir el crimen organizado, en particular el secuestro --Yo no sé quién lo haya autorizado --contestó a la observación de un reportero "Se puede acudir al Ejército como una medida de excepción, como en el tema del narcotráfico, que es grave como para que intervenga, pero lo ideal es que sea tarea de la policía", agregó En torno a la "industria" del secuestro, reiteró que el Estado es el principal responsable de brindar seguridad a la población, y lo que se tiene que hacer ante esta ola criminal es exigir al gobierno que cumpla con este servicio Respecto de los retenes militares que operan en las zonas indígenas, mismos sobre los cuales la Cámara de Diputados ha hecho algunas recomendaciones, el titular de la CNDH señaló que si bien para evitar otras guerras sucias se ha pedido la revisión de las operaciones en estas zonas de manera especial, como lo ha dicho el Legislativo, es un tema de seguridad nacional en donde se tiene la obligación de respetar los derechos humanos Del asesinato de Digna Ochoa, indicó que la sociedad está en su derecho de exigir solución a la brevedad posible, y añadió que los temas sobre procuración de justicia y seguridad pública estaban tradicionalmente abandonados de la agenda nacional Soberanes reconoció que la tortura sigue vigente en el país, pero que afortunadamente su incidencia ha disminuido considerablemente en los últimos meses 12/12/01