Se niega Echeverría a ser destituido como secretario general del PRI

lunes, 17 de diciembre de 2001
México, DF - A pesar de que los nuevos estatutos del PRI establecen las reglas para renovar la dirigencia nacional, el actual secretario general del partido, Rodolfo Echeverría Ruiz, pretende hacer válida su elección al cargo, hecha bajo los viejos estatutos y que le concede una permanencia de cuatro años De esta manera, la insistencia de Echeverría hizo, según fuentes cercanas al proceso, que la redacción de la convocatoria al proceso de elección interna se entorpeciera Sin embargo, el priista negó que busque oponerse a la renovación de secretario general, puesto que, dijo, primero pone el interés del partido que el personal Los trabajos al efecto se iniciaron desde el sábado Este día, según trascendió, el secretario general no dijo nada sobre el relevo de su puesto, que se daría en marzo, al igual que el de todos los miembros de la directiva y el Consejo Político Nacional Sin embargo, el domingo se presentó con los "argumentos jurídicos" que defienden su permanencia al cargo por cuatro años, y con ellos inició un cabildeo con distintos sectores y con los organizadores de la elección interna Ante esto, la líder nacional del PRI, Dulce María Sauri Riancho, manifestó que es verdad que Echeverría fue elegido por cuatro años, pero bajo los estatutos viejos, y que la nueva normatividad aprobada por la Asamblea Nacional cambia el panorama En conferencia de prensa, la dirigente priista dijo que debido a estos desacuerdos se realiza un análisis jurídico de la situación del secretario general para dirimir el conflicto Además, explicó, debido a que los nuevos estatutos establecieron que la renovación de la dirigencia debe darse al tiempo que la del Consejo Político Nacional, se trabaja en la forma de poder conciliar ambos eventos Por su parte, Elba Esther Gordillo, de quien se ha dicho es aspirante a la secretaría general del PRI como parte de la "fórmula" de Roberto Madrazo, en entrevista con el diario Reforma aseveró que al interior del partido existe riesgo de fractura, debido a la competencia entre liderazgos y grupos Por ello, y por el bien del país, urgió a conformar una candidatura de unidad o al menos un pacto de respeto y transparencia para evitar que el aparato del partido se incline a favor de uno u otro candidato Existe el riesgo de que los gobernadores se sumen a la "cargada" y así propicien una elección desequilibrada, dijo Aseguró que aún no toma la decisión de acompañar a Roberto Madrazo en la búsqueda por la dirigencia del PRI Lo que le interesa fundamentalmente, aclaró, es lograr un acuerdo que asegure que no habrá rupturas, ya que no pertenece a ningún grupo "Yo no soy ni labastidista, ni madracista, ni barttlista, ni nada Yo soy Elba Esther Gordillo, una mujer que ha hecho su trabajo político a fuerza de lucha, de exponerse, nada de lo que tuve me lo regaló ningún presidente", sostuvo16/12/01

Comentarios