Dilema en San Lázaro: aprobar primero la reforma fiscal o el presupuesto

martes, 4 de diciembre de 2001
México, DF - Contradicciones, jaloneos y posturas encontradas, además del tiempo que corre veloz, son los grandes enemigos de la reforma fiscal al interior del Congreso de la Unión Los acuerdos que la semana pasada apenas se asomaban, aún son insuficientes A esto se añade el dilema de qué se aprueba primero: reforma fiscal o presupuesto Entre los partidos de oposición de la Cámara de Diputados ya surgió la propuesta de posponer el proyecto hacendario hasta un periodo extraordinario de sesiones y concentrarse en el presupuesto El PAN se opuso tajantemente: definición ya, pidió El gran problema estriba en que ambos proyectos, indisolublemente unidos, fueron comprometidos para aprobarse dentro de este mismo periodo ordinario de sesiones, pero la realidad de las diferencias políticas se ha echado encima de la buena voluntad, y el trabajo que deberá desahogarse es mucho Al estar presupuesto y reforma fiscal tan entretejidos, los diputados buscan una forma de resolver el escollo Se ha propuesto formular "acuerdos fiscales de emergencia" para salvar el año y dotar al gobierno de un presupuesto bien provisto Las reformas fiscales de fondo se dejarían para el año entrante Otra propuesta fue aprobar un presupuesto muy severo, con numerosos candados para evitar el subejercicio de parte del gobierno Sin embargo, la drástica caída del precio del petróleo ha hecho que las limitaciones sean mucho mayores El acuerdo fiscal de emergencia --si es que la reforma fiscal no sale-- parecería inevitable Las posturas de los partidos no han variado lo bastante como para acelerar la aprobación de la reforma A pesar de que el PAN ha accedido a gravar artículos de lujo con un 20 por ciento, a cambio de gravar con un 4 por ciento ciertos artículos y establecer una canasta básica con tasa cero, esto no es suficiente para la oposición, que no quiere que se graven, así sea mínimamente, alimentos y medicinas El coordinador de los diputados priistas, Rafael Rodríguez Barrera, admitió este lunes que muchas posturas son todavía irreconciliables Si estas posturas se mueven un poco, este año podría haber reforma, aseguró Asimismo, dijo que se trabaja intensamente tanto en el tema de la reforma fiscal como en el del presupuesto "Nosotros trabajaremos intensamente en estos días para ver si logramos llegar a un acuerdo que satisfaga y deje tranquilos a todos los mexicanos Pero hay que reiterar que la carga no se dará, si la carga fiscal sigue como está proyectada hasta ahora, descansando sobre los hombros de los que menos tienen", dijo En tanto que para el líder panista, Felipe Calderón Hinojosa, el empantanamiento en que se encuentra la reforma es porque algunos no quieren asumir su responsabilidad, para el perredista Martí Batres el obstáculo está en "aquellos" que insisten en el IVA Si se le quita el IVA, dijo, la "reforma sale rápido", el 6 de diciembre a más tardar No hay mayor obstáculo, según él Es decir que ni siquiera hay acuerdos en torno a cuál es el obstáculo a superar03/12/01