Localizan en Guerrero supuestos restos de Lucio Cabañas

martes, 4 de diciembre de 2001
Atoyac, Gro - A las 19:00 del lunes 3, peritos forenses, en criminalística y balística, así como paleontólogos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), descubrieron restos óseos en la tumba donde presuntamente se sepultó a Lucio Cabañas, precisamente hace 27 años Los trabajos para estudiar los restos se realizaron a petición de los familiares del guerrillero ante la CNDH, en un escrito presentado el 8 de octubre y aprobado el 10 de noviembre, en cuyo primer punto se solicita la "exhumación y práctica de los análisis necesarios para determinar si la persona que fue inhumada en el panteón de Atoyac de Alvarez, Guerrero, es el profesor Lucio Cabañas Barrientos, y en caso de no corresponder dichos restos (se haga) la gestión para que el Ejército Mexicano entregue los restos de nuestro familiar y tengamos un lugar cierto donde visitarlos, de acuerdo con nuestras tradiciones y creencias" Con la coadyuvancia de médicos forenses de la Fundación Rigoberta Menchú, los peritos de la CNDH, coordinados por Fernando Cervantes Duarte, iniciaron la diligencia a las 9:00 y cuatro horas después se exhumaron los restos de Raúl Martínez Benítez, quien hace 23 años fue sepultado sobre los de Lucio Cabañas, supuestamente sin que los familiares de éste estuvieran enterados de que ya estaba ocupada la fosa La minuciosidad de los peritos acreditó que el féretro de Martínez Benítez era de madera, y que en ella había 12 mudas de ropa y dos pares de zapatos Todo ello fue clasificado, así como otros objetos que durante la excavación fueron hallados, como una botella de vidrio, pedazos de madera y clavos Conforme se sacaban capas de tierra, los expertos pesaban y guardaban en bolsas de plástico las muestras obtenidas, para su posterior análisis Este proceso alargó el segundo hallazgo, a casi dos metros de profundidad, que se dio aproximadamente a las 19:00 horas Tras evidenciarse que el cuerpo inerte se inhumó sin ataúd, lo primero que se encontró fue el cráneo, en el que se notaba el desprendimiento de la mandíbula Con ayuda de instrumentos de precisión, se descubrió más tarde la parte superior del tórax y jirones de ropa, así como el resto del cuerpo Hasta las 21:00 horas los restos óseos permanecían en la tumba, desde donde se estaban analizando De acuerdo con la versión de Hilda Flores, profesora que ocultó en su domicilio a Cabañas Barrientos cuando huía de la persecución policíaca, luego de la matanza del 18 de mayo de 1967, fue ella la encargada de identificar el cadáver del guerrillero, que oficialmente murió en un enfrentamiento en el Otatal, municipio de Tecpan, por un impacto de bala en la mandíbula y en una pierna El cuerpo, según versiones de testigos, fue enterrado, de manera oculta, el 3 de diciembre por miembros del Ejército Mexicano, en el panteón de Atoyac A la tumba no se le colocaron nunca señalamientos, por lo que una supuesta confusión provocó que sobre ella se inhumara otro cadáver A esta tumba se le colocó una losa de cemento, sin señalamientos Exactamente a 27 años de esos hechos, se descubrieron restos que corresponderían al fundador del Partido de los Pobres, identidad que se verificará con la realización de estudios de ADN, para lo cual se dispone de la parentela que le sobrevivió al profesor alzado en armas en la década de los setenta03/12/01

Comentarios