La complicidad Fox-Zedillo

miércoles, 5 de diciembre de 2001
México, DF - Muy atareado anduvo el presidente Vicente Fox en el tercer día de su segundo año de gobierno, a pesar que se había anunciado que no habría ningún acto especial para celebrar el primer aniversario de su toma de posesión Desde temprano, el Presidente concedió varias entrevistas a estaciones de radio y, a primeras horas de la noche, envió en cadena nacional un mensaje a la nación y luego remató presentándose en el noticiero de Joaquín López Dóriga Fue ahí precisamente donde López Dóriga le preguntó: ¿Estaba más a gusto como candidato que como Presidente? Y le respuesta sonó sincera: "No lo dudes ni tantito" Y sí, en efecto, Fox ha reconocido en varias ocasiones que se siente un presidente en campaña y de ahí su inusitado acercamiento a los medios en ese tercer día de su segundo año de gobierno Tanto en su mensaje como en las entrevistas, Fox insistió en que se hizo mucho en su primer año de gobierno, que se han construido muchas obras, que se ayuda a los más necesitados, y que los únicos obstáculos han sido la recesión mundial, que impidió el crecimiento de la economía mexicana, y la mala relación con el Congreso, que ha impedido la aprobación de su reforma fiscal Lo único original apareció con López Dóriga, cuando éste le preguntó si al llegar a la Presidencia se había encontrado con situaciones que hubiera ocultado el gobierno del presidente Ernesto Zedillo Entonces dijo que se encontró con que la Procuraduría General de la República (PGR) era "una verdadera cloaca" --algo que la mayoría de los mexicanos conocía--, además de "deudas ocultas", como la del Fobaproa, el rescate carretero y el sistema de pensiones y jubilaciones "Sin embargo ?agregó--, jamás he utilizado eso para escudar nuestra responsabilidad o tratar de eludir nuestra responsabilidad" Hasta el momento de escribir estas líneas, desconozco si algún funcionario del gobierno anterior ha respondido a lo dicho por Fox, pero por lo pronto se puede decir que las deudas correspondientes al Fobaproa, al rescate carretero y a las pensiones y jubilaciones, se incluyen anualmente en el Presupuesto de Egresos de la Federación, por lo que resulta imposible llamarlas "deudas ocultas" Ahora bien, existe la posibilidad de esas deudas sean más grandes de lo que aparecen en el presupuesto, pero en ese caso el Presidente tenía la obligación de informar a todos los mexicanos sobre las cuentas secretas del anterior gobierno, pues de lo contrario se convierte en cómplice de esos malos manejos Otra última posibilidad es que el Presidente, como en otras ocasiones, sólo haya hablado por hablar 04/12/01

Comentarios