Propone Muñoz Leos que el gobierno comparta con Pemex el riesgo del precio del petróleo

jueves, 6 de diciembre de 2001
México, DF - El director general de Pemex, Raúl Muñoz Leos, planteó la necesidad de que, bajo un nuevo esquema fiscal, el gobierno comparta con Pemex el riesgo del precio del petróleo Explicó que en la actualidad cualquier excedente sobre el precio establecido en el presupuesto va directamente al fisco, lo que provoca que la paraestatal no disponga de mayores recursos cuando las condiciones de mercado son mejores Durante su comparecencia ante los integrantes de la Comisión de Energía de la Cámara de Senadores, Muñoz Leos solicitó el apoyo de los legisladores para encontrar soluciones que le permitan a Pemex contar con los recursos para las inversiones requeridas Aseguró que de concretarse las iniciativas en materia presupuestal, inversión y régimen fiscal de Pemex, se revertirá la declinación de reservas hacia su fortalecimiento; a una producción de cerca de cuatro millones de barriles diarios de petróleo y de seis mil millones de pies cúbicos de gas por día para el 2006 Insistió en que Pemex debe contar con un nuevo régimen fiscal que le elimine la onerosa carga que representa el actual y lo lleve a un sistema competitivo internacionalmente, pero sin dañar la importante aportación que realiza al erario federal Al contar con un nuevo tratamiento fiscal, manifestó, se podrá contar con inversiones para asegurar la rentabilidad de los proyectos y generar mayores recursos, después de impuestos, que le permitan a Pemex pagar la deuda que contrate y seguir invirtiendo para aumentar su escala de operaciones y mantener su aportación fiscal al Gobierno federal Abordó, por otra parte, el tema de los contratos de servicios múltiples que Pemex pretende instrumentar para aumentar las reservas y la producción de gas no asociado en el país "Esos contratos, que están dentro del marco constitucional vigente, no implican concesión, ni asociación, ni riesgo compartido, sino un nuevo camino dentro del esfuerzo de inversión pública que va a desplegar la empresa", señaló Explicó que los contratos tienen la ventaja de que se pueden ejecutar con rapidez, así como licitar, adjudicar y desarrollar con gran transparencia y con plena posibilidad de supervisión por parte de las instancias públicas y la sociedad mexicana Aclaró que las empresas que van a participar en estos contratos no tendrán la propiedad de las reservas ni de la producción, tampoco del valor de la misma ni de los beneficios de la explotación, y sólo financiarán toda la inversión de capital y los gastos, pero los activos fijos pertenecerán a Pemex Informó que Petróleos Mexicanos prevé llevar a cabo este esquema en tres etapas, que tendrían un plazo máximo de hasta 20 años para la contratación La primera ronda de licitaciones de contratos de servicios está programada hacia mediados del próximo año Este esquema, dijo, significará hacer inversiones que al pertenecer a Pemex serán públicas, y los contratistas, quienes aportarán sus capacidades tecnológicas y operativas, únicamente actuarán por cuenta de la paraestatal, que jamás cederá el control de la ejecución del proyecto Tras informar a los legisladores de las ventajas que ofrecerá la utilización de estos contratos para la producción de gas no asociado en el futuro, Muñoz Leos aseguró que con este esquema se fortalecerá la soberanía, se le allegará mayor experiencia y capacidad a la industria petrolera nacional, y se contribuirá a la reactivación económica del país Asimismo, señaló que se obtendrá una mayor producción de gas y se reducirán las importaciones de este energético, además de abrir nuevas posibilidades de trabajo para las empresas mexicanas y más empleos, tanto directos como indirectos A través del desarrollo de los contratos, en el 2006 se podrán reducir las importaciones en prácticamente una cuarta parte de las que se realizarían si continúa la cartera histórica de Pemex, y en el 2010 a casi una sexta parte de las que se harían con los proyectos tradicionales de la paraestatal Mediante la instrumentación de la primera ronda de dichos contratos se realizará un programa de desarrollo de la Cuenca de Burgos hacia fines del año entrante, que permitirá duplicar la actual producción de gas, al cubrir una cuarta parte de lo explorado en esta región Las operaciones que realicen los contratistas tendrán una interferencia mínima con el programa que lleva a cabo Pemex en la Cuenca de Burgos, y permitirá a la empresa disponer del gas en condiciones susceptibles de comercialización Comentó que si este esquema resulta exitoso, se podría aplicar a otras áreas geográficas del país, y a mediano plazo se estaría en posibilidad de volver a exportar este energético El titular de Pemex entregó al presidente de la Comisión de Energéticos del Senado de la República, Juan José Rodríguez Pratts, una síntesis de opiniones de tres distinguidos abogados constitucionalistas y de las áreas jurídicas de Pemex y de otras dependencias del sector público sobre el concepto de estos contratos y su legalidad Resaltó que para desarrollar la industria petrolera, en los próximos años se requiere fortalecer la inversión pública de Pemex, convocar capacidades complementarias de la iniciativa privada y un nuevo régimen fiscal para la empresa Al referirse al presupuesto de Pemex para el 2002, Muñoz Leos expresó que, de aprobarse, representará un fuerte compromiso de fortalecimiento de la inversión pública dentro de la industria petrolera en el corto plazo En términos nominales, el proyecto de presupuesto representará un aumento de 66 por ciento respecto del estimado para este año, al ubicarse en un monto total de 225 mil millones de pesos, de los cuales dos terceras partes están previstas para inversiones de alta rentabilidad, indicó Reiteró que, de ese monto, 140 mil millones de pesos serán inversiones físicas, y Pemex financiará con recursos propios gran parte de esos incrementos de inversión05/12/01

Comentarios