No se privatizará el sector energético, pero sí intervendrá en él la IP: Fox

lunes, 21 de enero de 2002
México, D F- Es importante reformar al sector energético para mejorarlo, estableció el presidente, Vicente Fox, y para ello, dijo, es necesaria la intervención de la Iniciativa Privada, lo cual no significa el comienzo de la privatización de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad "No habrá privatización de la Comisión Federal de Electricidad ni de Pemex, por el contrario, estamos empeñados en fortalecerlos para que administren de la mejor manera nuestro patrimonio energético para que sean un ejemplo de compromiso de calidad y de eficiencia", apuntó Sin embargo, dijo que "como en otras áreas de la vida nacional, la participación de la iniciativa privada dentro del marco de la ley es fundamental", añadió Durante la entrega de los Premios Nacionales de Ahorro de Energía Eléctrica, en la residencia oficial de Los Pinos, el primer mandatario confió en que los legisladores, partidos políticos y el Ejecutivo "sabremos encontrar las mejores opciones que continúen preservando la rectoría del Estado sobre nuestros recursos de energía, al tiempo que permitan la modernización integral del sector y asegurar su crecimiento y expansión", indicó Porque a su parecer, "el fortalecimiento del sector energético es la llave del crecimiento económico nacional", ya que los yacimientos de gas, espetó, no son patrimonio exclusivo "de una generación", aunque no precisó más sobre el asunto El Estado no cuenta con el enorme volumen de recursos financiaron que se utilizan para el impulso al desarrollo social y a formar capital humano y que, además, la creciente demanda de energía que reclama", por lo que se debe procurar su modernización Después de sostener que no se privatizará al sector energético, pero en este sí intervendrá la Iniciativa Privada --lo cual se establece en la reforma pretendida? Fox dio paso para hablar del Programa Sectorial de Energía 2001-2006, el cual, dijo, fue puesto en marcha para garantizar el abasto de energía con estándares de calidad internacionales con precios competitivos, hacer del ordenamiento jurídico en la materia un instrumento de desarrollo, impulsar la participación de las empresas mexicanas en la infraestructura del sector y para asegurar la soberanía energética De lo contrario "correremos en el mediano plazo el riesgo de racionar el consumo, con un enorme costo para las industrias, las empresas, los comercios y, en general, para la vida social y económica de nuestro país", advirtió 21/01/02