Rosario Robles no será "títere" de Cárdenas, asegura la aspirante a dirigir el PRD

lunes, 28 de enero de 2002
Morelia, Mich- Aunque respeto a Cuauhtémoc Cárdenas, "no seré su títere" si llego a la presidencia nacional del PRD, aseguró Rosario Robles, candidata a dirigir dicho partido La perredista reiteró que siente gran respeto y admiración por Cárdenas, pero que eso no significa que no tomará sus propias decisiones De esta manera, la exjefa del Gobierno del Distrito Federal abordó de nueva cuenta el tema que muchos señalan como su principal defecto político: la cercanía con Cárdenas, tres veces candidato presidencial del PRD y, de hecho, el único que ha competido por dicho cargo durante toda la historia del partido Durante un evento proselitista por Michoacán, el estado natal de Cárdenas, Robles apuntó que nunca le perderá el respeto a Cárdenas, pues no le va a "morder la mano" a quien le mostró confianza y ha encabezado la lucha democrática del PRD "Lo digo aquí y en todos lados No le vamos a dar la espalda a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, porque él ha sido nuestro dirigente nacional; el ingeniero Cárdenas tiene un lugar en la historia de México, en el corazón de millones de mexicanos y en el de Rosario Robles, pero Rosario Robles es la que va a dirigir al PRD, a tomar sus propias decisiones", manifestó ante militantes del partido Y aseguró que quienes piensan que será un títere de Cárdenas es porque no la conocen bien "Quiero decirles que tengo las faldas bien puestas y que nosotros vamos a dirigir al PRD, por eso los convoco a todos a participar en la unidad para hacer los cambios profundos en lo social y en lo político que requiere el país, porque el PRD está llamado a parar la entrega del país a los extranjeros y parar el saqueo que han hecho de la patria" Debido a que el supuesto cambio democrático se ha quedado sólo en la fachada, el papel del PRD es "recuperar el camino" hacia la democracia y no olvidar que "su principal alianza sigue siendo con la sociedad", anotó Luego, en conferencia de prensa, dijo que el principal lastre del PRD son las divisiones internas, por lo que uno de sus objetivos será lograr la unidad de los militantes y simpatizantes del partido Impulsaré, manifestó, un proyecto de izquierda que "no se restrinja exclusivamente al terreno electoral o en el cambio de unos gobernantes por otros" Asimismo, dijo que es necesario combatir las corruptelas que hay al interior del PAN y del PRI, con una eficaz organización al interior del partido y con una fuerte unidad desde la base La única forma de salir adelante es convertirse en un instrumento del pueblo, señaló "Nuestro compromiso es mirar hacia el pueblo y no hacia arriba", expresó27/01/02