Latente, la remoción de Tamez Guerra, señalan fuentes del gobierno

miércoles, 30 de enero de 2002
México, DF - Al interior del "gabinetazo", que Vicente Fox aseguró duraría todo el sexenio, podrían registrarse nuevos relevos Esta vez sería el turno del secretario de Educación Pública, Reyes Tamez Guerra, quien tiene en su haber fuertes quejas en contra de su desempeño, especialmente en lo que se refiere a su incapacidad para sacar adelante el proyecto del Instituto Nacional de Evaluación Educativa De acuerdo con información de "funcionarios del Gobierno federal", citados por el diario La Jornada, la remoción de Tamez Guerra "está latente", debido a que su incapacidad en el cargo ha generado mucho descontento entre el sector educativo El conflicto con los gobernadores de Oaxaca y Tlaxcala, que devolvieron a la Federación el sistema educativo, así como la falta de acuerdos con rectores de universidades públicas y privadas, con el sindicato magisterial y con legisladores federales, serían parte de las manchas en el servicio del secretario de Educación Por ejemplo, en el caso de la asignación de recursos para universidades públicas, dijeron las fuentes, las autoridades de dichas instituciones se quejan de la "lentitud" con que se ha manejado el asunto, lo cual les ha provocado serios problemas con los sindicatos En tanto, en relación con las universidades privadas, la inconformidad proviene de que Tamez Guerra se manifestó abiertamente en favor de gravar con IVA las colegiaturas De ahí que Rafael Rangel Sostman, rector del Tecnológico de Monterrey, iniciara una campaña en contra de esta medida y de la actuación del titular del la SEP En general, todas las quejas se resumen en el concepto general de "incapacidad negociadora", según las fuentes citadas Tamez Guerra no tiene, dicen, interlocución con ninguno de los sectores que su dependencia debe atender y se le señala falta de tacto para lograr consensos Debido a esta incapacidad para alcanzar consensos es que no se ha echado a andar el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación, que se encargaría de medir la calidad de la educación en México, instancia que forma parte estratégica del gobierno foxista, empeñado en elevar rápidamente los estándares del sistema educativo mexicano, con miras a una mayor competitividad en el país El caso de los estados de Oaxaca y Tlaxcala que, aquejados de la falta de apoyo federal, devolvieron el sistema educativo, no pudo ser resuelto por Tamez Guerra, tuvo que intervenir el secretario de Gobernación, Santiago Creel, y aun así sólo se pudo solucionar el caso de Tlaxcala Según informa el diario, Tamez Guerra es uno de los secretarios peor calificados en su desempeño, de acuerdo con una evaluación hecha por la Oficina para la Innovación Gubernamental Hasta ahora, a un año y dos meses de gobierno, el gabinete de Vicente Fox ya ha sufrido reacomodos importantes Por ejemplo, el primer director del Instituto Nacional Indigenista, Marcos Matías, fue relevado Adolfo Aguilar Zinser, exconsejero en Seguridad Nacional, salió del cargo para convertirse en representante de México ante la ONU Y aunque la salida de Martha Sahagún del cargo de vocera presidencial tuvo más razones sentimentales que políticas, las consecuencias de ello fueron importantes, ya que hasta ahora la oficina de Comunicación Social no ha retomado el rumbo y ya ha cambiado dos veces de titular Después de Sahagún quedó al frente Francisco Ortiz y, luego de varios meses, fue sustituido por Rodolfo Elizondo Ortiz quedó a cargo de las labores de Imagen, como lo hacía con Sahagún 29/01/02