Constantes, las violaciones a derechos en penales de Guerrero

sábado, 5 de enero de 2002
Acapulco, Gro (apro)- Para la Comisión de Defensa de Derechos Humanos (Coddehum) no hay elementos para determinar que en la fuga de un reo sentenciado por delitos contra la salud en Acapulco, el 30 de diciembre, se deba a actos de corrupción El primer visitador de la Coddehum, Hipólito Lugo Cortés, manifestó que han tenido informes de que en los Ceresos de Guerrero "hay privilegios, pero no al grado de que se permita la salida a reos" Lugo Cortés consideró que fue "un descuido" lo que permitió que el reo Florentino Mejía Lujano, sentenciado a siete años de prisión por delitos contra la salud, se fugara del penal de Acapulco en momentos en que reos, custodios y autoridades penitenciarias participaban en un jaripeo, organizado por el director de los centros de readaptación social de Guerrero, José Luis Trujillo Sotelo "La transgresión al derecho se dio al descuidar a los reos, pero no al organizar un jaripeo; las autoridades penitenciarias actuaron correctamente al organizar actos culturales para evitar dañar psicológicamente a los reos, que en estas fiestas navideñas tienden a la depresión, y el hecho que estén siendo procesados o purgando una condena no los excluye de sus derechos humanos, de tener esparcimiento", dijo el primer visitador de la Coddehum Y es que, de acuerdo con los últimos reportes de la investigación, a cargo de la PGR, existe una tarjeta informativa de la Secretaría General de Gobierno y el Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen), dependiente de Gobernación, el reo Florentino Mejía Lujano solicitó permiso para ausentarse "varios días" del penal, para lo cual pagó una compensación económica a custodios y autoridades del penal Ello hablaría de privilegios, algunos de los cuales han sido reportados a la Coddehum "Los informes que tenemos sobre lo que ocurre en los diversos penales son extraoficiales, porque la vida en el penal tiene sus reglas; los reos nos dan información, pero nunca hacen una denuncia formal porque les podría costar la vida", comentó Lugo De acuerdo con los datos que ha podido recabar la comisión, agregó, "se sabe que dentro de penales, como el de Acapulco, hay gente con privilegios, como el exdirector de Gobernación, Esteban Mendoza Ramos (implicado en la matanza de Aguas Blancas), quien tiene teléfonos celulares a su disposición y recibe visitas a cualquier hora, sin que estas personas sean sometidas a revisión alguna "De lo procesados o sentenciados por delitos federales no tenemos noticias de que gozaran de algunos privilegios especiales, pero lo que sí sabemos es que en el Cereso personas como estas mantienen parte de su estilo de vida, tienen cadenas de oro en cuello y brazos y no consumen los alimentos que dan los centros de reclusión" La fuga del narcotraficante durante la celebración de fin de año el penal, trajo a colación hechos como la venta y distribución de droga en los centros penitenciarios, detrás de los cuales el Comité de Presos de Conciencia del Penal de Acapulco ha ubicado al director del penal de Acapulco, Jesús Torres Quiroz De ello, Lugo Cortés agregó: "Hemos tenido información por los mismos reos de que en sitios como Acapulco y Chilpancingo se distribuye droga, y que se introduce en los días de visita Ello ha implicado que nosotros pidamos, tanto a las autoridades penitenciarias como a la PGR, que se ponga atención a las revisiones y que se hagan operativos especiales, pero hasta el momento no hemos recibido formalmente la queja contra ningún director de los centros de readaptación" El defensor de derechos humanos explicó que "frecuentemente nos reportan situaciones de maltrato Los internos se quejan de que son golpeados o segregados, o bien que son víctimas de traslados indebidos" Hasta el 12 de diciembre del 2001, informó, había en las cárceles guerrerenses 3 mil 561 internos, de los cuales 2 mil 572 son presos del fuero común y, el resto, 989, están acusados de cometer delitos perseguidos por la justicia federal El último reporte de la Coddehum, correspondiente a octubre del 2000 a noviembre del 2001, advierte que hay "sobrepoblación en la mayoría de los centros (penitenciarios); falta de asistencia médica; no existe clasificación de los internos; la convivencia de los inimputables con la demás población interna; instalaciones inadecuadas e insalubres de las áreas destinadas para la elaboración de los alimentos de la población; menú no balanceado; escasez de agua para las necesidades sanitarias y de dormitorios; convivencia de niños con población adulta, y otros rubros más" De esta manera, según el informe anual, a través de visitas realizadas durante los últimos doce meses, se logró identificar deficiencias tales como que en ninguno de los 17 penales hay área de máxima seguridad, aunque hay presos procesados o sentenciados por delitos graves; en tres cárceles --Iguala, Acapulco y Ayutla-- se localizaron áreas de segregación; sólo en dos ?Acapulco y Chilpancingo-- hay áreas de ingreso, clasificación y observación, y en cinco ?Tlapa, Teloloapan, Coyuca de Catalán, Ometepc y San Luis Acatlán-- sólo hay de ingreso En cuanto a atención médica y psicológica, los visitadores de la Coddehum lograron determinar que sólo en cuatro de los 17 penales de Guerrero los reos cuentan con estos servicios "No podemos tapar el sol con un dedo", comentó con resignación Lugo Cortés "La situación de las cárceles en Guerrero es preocupante, pues las violaciones a sus garantías más elementales son constantes, y hasta ahora poco ha sido lo que las autoridades han hecho por remontar esta situación "Si a ello le sumamos que existen reglas no escritas en los penales, que evitan que se denuncien las anomalías, estamos ante un panorama desolador de los derechos humanos en esos lugares", puntualizó 04/01/02