Combatir el clientelismo dentro del PRD, objetivo de Rosario Robles

lunes, 7 de enero de 2002
México, D F- Apoyada por una decena de figuras del perredismo, la exjefa de gobierno de la ciudad, Rosario Robles Berlanga, lanzó su candidatura a la dirigencia nacional del PRD Con Higinio Martínez Miranda como su compañero de fórmula, Robles y su grupo criticaron a la actual presidenta nacional perredista, Amalia García, por su supuesta falta de estrategia, al tiempo de manifestar que están dispuestos a combatir el clientelismo en el instituto político al que pertenecen En el evento, en el que oficializó su interés por competir en la citada contienda, Robles se manifestó dispuesta a sostener una relación "fructífera" con el presidente Vicente Fox pero, sobre todo, con las fuerzas al interior del PRD En ese punto, comentó que no considera que entre los perredistas pueda haber adversarios En el mismo tono, Higinio Martínez señaló estar dispuesto a dialogar "con toda la gente que tiene valía, importancia, un lugar en el partido, como Jesús Ortega" Asimismo, el aspirante a secretario general calificó a Ortega, uno de los contendientes por la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD, como "una persona que ha aportado mucho" a su partido La mayoría de los perredistas presentes en el evento de apoyo a Robles --quien expresó su interés por combatir a los que "aplican el modelo neoliberal para gobernar"-- forman parte del actual gobierno capitalino Destacaron, además del coordinador de los perredistas en la Cámara de Diputados, Martí Batres, el presidente del Consejo Nacional del PRD, Javier Hidalgo; la diputada Alejandra Barrales; los presidentes municipales de Texcoco, Horacio Duarte, y Nezahualcóyotl, Héctor González Y, por si fuera poco, Robles fue respaldada por el jefe del gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, a través del secretario particular de éste, René Bejarano Durante el evento, Bejarano leyó el documento donde se plantearon los lineamientos políticos de Robles y Martínez, titulado "La alternativa del país y del PRD está a la izquierda", en el que se establece que unas de las metas de quienes aspiran a dirigentes será llevar al PRD al primer lugar en las competencias electorales del 2003 y 2006 "En los últimos años, el PRD ha carecido de iniciativa política, ha caído en incongruencias muy graves y ha propiciado la burocratización de las instancias directivas del partido", señaló Bejarano Mientras Amalia García y sus allegados dudan entre apoyar al presidente Fox de manera incondicional o promover un proyecto alternativo, el PRD sigue perdiendo el apoyo de la sociedad, agregó Por ello, el grupo de perredistas que rodea a Robles Berlanga considera necesario promover la regeneración de su partido, erradicando el clientelismo y promoviendo la democracia interna y el debate entre los militantes Asentaron su disposición de hacer que el PRD recupere las autoridades moral y política perdidas En el documento se critica a la administración de Fox porque "sus esfuerzos se han orientado hacia un acuerdo con el priismo para configurar un régimen bipartidista que mantenga la continuidad del proyecto neoliberal" La alternativa representada por la exjefa del GDF también fue respaldada por el dirigente del PRD capitalino, Carlos Imaz, y el jefe delegacional en Gustavo A Madero, Joel Ortega Y en tanto que el proceso de renovación de la dirigencia perredista del 19 de marzo de 1999 tuvo que ser anulado por irregularides, Robles sostuvo que ahora, el 17 de marzo, promoverá una elección "que sea ejemplar y que permita que surja un partido fortalecido, unido y preparado para las elecciones del 2003" También expresó que en esta competencia, "en el fondo hay un ambiente de unidad", declaración que fue criticada por el senador Ortega, quien en 1999 compitió con Amalia García por la dirigencia perredista Manifestó que "ninguna unidad se construye sobre la base de imponer intereses personales ni de imponer visiones particulares", declaración con la cual se refuerza la de por sí descartada posibilidad de un candidato de unidad en las filas del perredismo Ortega consideró que la visión demostrada por Robles "es de una izquierda vieja y ya superada", al tiempo de reiterar que no declinará en su intención de encabezar el PRD Rechazó las evaluaciones de la exjefa de gobierno en lo que se refiere a su partido, ya que para acabar con el clientelismo y el pragmatismo, Robles y su grupo "deberían empezar por ellos mismos", dijo En consecuencia, descartó sumarse a la campaña de su compañera de partido, ya que "mi candidatura es la unitaria, la que reflejaría este partido cohesionado, y entonces con la compañera Robles platicaremos cuantas veces sea necesario", indicó Sobre el apoyo que ha recibido su contrincante ?que también cuenta con el visto bueno de Cuauhtémoc Cárdenas--, Ortega comentó que representan a una "izquierda clientelar y desorganizada", y que sólo espera que la elección sea democrática 07/01/02

Comentarios