Firman CIDH y SCJN pacto de colaboración

lunes, 7 de enero de 2002
México, D F- Con la finalidad de promover el respeto a las garantías individuales de la ciudadanía, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) firmaron un pacto de colaboración En un comunicado, la máxima corte del país detalló que el pacto fue suscrito en las oficinas de la presidencia de la SCJN por los presidentes de esta institución, Genaro David Góngora Pimentel, y de la CIDH, Antonio Cansado Trindade En el evento, Góngora Pimentel sostuvo que la evolución de los sistemas judiciales "no debe desconocer que entre la Corte Interamericana y la Suprema Corte de Justicia de la Nación existe una identidad que les hace compartir objetivos y finalidades" Al respecto, Cansado Trindade señaló que el acuerdo ayudará a fomentar en otras instituciones una cultura de respeto a los derechos humanos, con base en las actividades de los poderes judiciales nacionales Por ello, dijo, es importante que el organismo que preside colabore con los poderes judiciales de todas las naciones para proteger las garantías individuales Pero el Gobierno federal no ha querido acatar las recomendaciones de esta instancia en casos como el del general José Francisco Gallardo, preso ?desde hace ocho años-- en el penal Neza-Bordo, por cuestiones políticas, según denuncias del inculpado y sus familiares La CIDH recomendó al gobierno de Zedillo, así como al de Vicente Fox, la liberación inmediata del militar, ya que su detención y el proceso penal en su contra estuvieron plagados de irregularidades A la fecha, Gallardo sigue preso Caso similar fue el de los campesinos ecologistas Rodolfo Montiel y Teodoro Cabrera, liberados el 8 de noviembre por decreto presidencial, pero bajo el argumento de "razones humanitarias" Y, otro más, la muerte de la consejera jurídica del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Digna Ochoa, el pasado 19 de octubre, asesinada en su despacho por sicarios que ya la habían amenazado de muerte en diversas ocasiones, además de haberla secuestrado dos veces En todos estos casos, la CIDH pidió a los gobiernos en turno que intervinieran, pero la respuesta afirmativa sigue ausente Más bien, en su momento el secretario de Gobernación, Santiago Creel, consideró que acatar las recomendaciones de la CIDH no era una obligación del Gobierno federal 07/01/02