Con el impuesto a refrescos se evitó un estallido social: cañeros

miércoles, 9 de enero de 2002 · 01:00
México, D F- El incremento a 20 por ciento del Impuesto al Valor Agregado a los refrescos en cuya fabricación se utilice jarabe de alta fructuosa, es tan positivo que evitó un estallido social en el sector cañero, consideró el presidente de la Unión Nacional de Cañeros de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR), Carlos Blackaller En tanto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Raúl Picard, sostuvo que en los próximos días aumentará en 5 por ciento el precio del azúcar, debido a la imposición del impuesto a la alta fructuosa Pero aunque para Picard esos gravámenes especiales no son buenos para el país, Blackaller, a nombre de los cañeros, dijo estar complacido con este nuevo impuesto, el cual, a su parecer, ayudará a reconstruir una de las ramas de la industria agraria del país, la azucarera, pues este producto o la alta fructuosa son necesarios en la producción refresquera Asimismo, calificó de exagerada la campaña de la industria refresquera contra este nuevo gravamen En conferencia de prensa destacó que el nuevo impuesto "da una verdadera perspectiva no para que se aumente de manera indiscriminada el precio del azúcar, sino para que se restablezca en un precio justo que beneficie a los 150 mil productores de caña de azúcar que hay en el país" Con la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), en 1994, al mercado mexicano llegaron marcas productoras de jarabe de fructuosa que provocaron la caída en los precios del azúcar Esto provocó el descontento de los cañeros, quienes, según el líder de la CNPR, están en favor del impuesto a refrescos Seis años después, los productores de caña denunciaron la iniquidad de la aplicación del TLC, así como las precarias condiciones en las que realizaban su trabajo dentro de los ingenios azucareros Pero esas muestras de inconformidad se terminaron con la intervención del presidente cuando decretó la expropiación de 27 de los 59 ingenios del país, indicó Blackaller Esa acción benefició a algunos cañeros, explicó, pues se les dieron recursos para seguir con la cosecha de la caña de azúcar, la cual prevé para este año una producción de 48 toneladas El año pasado hubo un conflicto entre cañeros y dueños de los ingenios porque estos últimos no querían pagarle a los primeros la zafra del 2000-2001 El conflicto derivó en marchas, manifestaciones y plantones en la ciudad de México En días pasados inició la zafra en 24 de los 27 ingenios expropiados por decreto presidencial y se están dando las bases para reconstruir la agroindustria que genera más de 450 mil empleos Por su parte, Picard del Prado previó el aumento del azúcar debido al gravamen de refrescos, pues al sustituir el azúcar por alta fructuosa para endulzarlos se generará mayor demanda de esa glucosa, la cual, a la fecha se ha incrementado en 8 por ciento "Los incrementos se van a dar en la industria de los alimentos porque es la que va a resultar más afectada por el alza que se registrará en el azúcar, a consecuencia del impuesto que se estableció para la alta fructuosa Y es que al incrementarse la demanda por el azúcar se incrementan los precios y eso bota todo", expresó en conferencia de prensa, un día después de asegurar que la demanda de azúcar se había disparado y su precio se elevó en 20 por ciento 09/01/02