Rechazan familias de desaparecidos coadyuvar con la procuraduría militar

jueves, 10 de octubre de 2002
Acapulco, Gro (apro)- La representación legal de familiares de 143 personas, en cuya detención y desaparición forzada se implica a los generales Mario Arturo Acosta Chaparro y Francisco Quirós Hermosillo, rechazaron el miércoles la coadyuvancia en la investigación del caso, llevada por la Procuraduría de Justicia Militar Enrique González Ruiz, abogado de los parientes de las víctimas de la "guerra sucia", anunció que en los próximos días interpondrá un amparo contra la determinación de las instancias militares de llevar el caso de Acosta y Quirós "Nos reunimos con el agente del Ministerio Público Militar, un mayor de apellido Ríos, nos quiso convencer de que era competencia del Ejército el caso de los desaparecidos y que para delitos de competencia civil, enviaron un desglose a la fiscalía especializada en asuntos del pasado; nosotros manifestamos nuestra inconformidad y por eso nos negamos a la coadyuvancia", comentó el catedrático de la UNAM y exrector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) El abogado se quejó del trato que el caso ha recibido por parte del procurador General de la República, Rafael Macedo de la Concha "Sin que nosotros estuviéramos enterados, el caso fue enviado a la justicia militar, se le tomó declaración a los generales, que, por cierto, se negaron a declarar, y se incluyó el testimonio de un testigo protegido, todo de forma oculta para los afectados", explicó González Ruiz mencionó que el agente ministerial militar le impidió ver el proceso penal que se sigue contra los generales ?"son cinco tomos de unas 3 mil fojas cada uno"--, pero le hizo un breve resumen de la investigación que se ha hecho en los últimos años El expediente, dijo "incluye bitácoras de vuelo, de aviones que tenían una capacidad para trasladar a 8 personas, o sea que según el Ejército, se hicieron vuelos masivos, para lanzar al mar a las 143 personas, de las que el Ejército tiene referencias uno por uno" Entre los motivos por los que rechazaron la coadyuvancia, añadió, destaca lo "absurdo" de las acusaciones "Resulta que el mayor Ríos nos dijo que sólo Acosta, Quirós y Francisco Barquín son los únicos procesados, lo cual es absurdo, porque visto así estaríamos hablando de que estos tres detuvieron a la gente, la torturaron, los condujeron a la fuerza a los aviones, pilotearon las naves y después empujaron a las víctimas", reclamó Además, destacó, "la averiguación tiene que tener algo más contundente que la declaración de un testigo protegido que dice que era Barquín el que daba los tiros de gracia antes de tirar a los prisioneros políticos al mar" Se quejó de que no se les haya dado informes de militares como Enrique Cervantes Aguirre, que estuvo en Guerrero en ese tiempo González Ruiz insistió en que se trata de seguir los precedentes internacionales que hay al respecto para este tipo de ofensas a la sociedad "En otros países, como en Argentina fueron los tribunales civiles los que juzgaron a los militares que incurrieron en delitos de lesa humanidad, no hay motivo para que México sea un caso distinto", dijo El abogado reveló que los familiares de las víctimas de la "guerra sucia" de los setenta, encabezada por Acosta Chaparro y Quirós Hermosillo, no tienen confianza en el Poder Judicial de la Federación, pero "aun así interpondremos el amparo para cumplir con las formas" Con la solicitud de amparo, González Ruiz pretende que sea la Suprema Corte la que determine si es el Ejército o la justicia civil la que tenga que investigar las desapariciones forzadas de los setenta 09/10/02