Inconsistencias en la solicitud para congelar cuentas del sindicato

martes, 15 de octubre de 2002
Washington - Los departamentos de Justicia y del Tesoro de Estados Unidos no entienden por qué el gobierno de México les proporcionó "información contradictoria" en las solicitudes que les hizo para "actuar judicialmente" en relación con cuentas bancarias del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) en ese país "Había inconsistencias entre la información verbal que primero nos proporcionaron, con la de los documentos oficiales en los que solicitaban la intervención", dijo a Proceso un alto funcionario del Departamento de Justicia que habló con la condición de guardar del anonimato "Se lo hicimos ver a las autoridades mexicanas para evitar una irregularidad o cometer algún delito, incluso violar el secreto bancario", agregó otro funcionario del Departamento del Tesoro que pidió no ser identificado El gobierno del presidente George W Bush, aunque sigue muy de cerca el desarrollo del escándalo del Pemexgate, es muy cuidadoso para hablar de su intervención indirecta para descubrir posibles ilícitos de los líderes petroleros y legisladores Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana Por ejemplo, el Departamento del Tesoro reconoce que ha vigilado los depósitos que tiene el STPRM en Estados Unidos, aclara que lo hace solamente "por cumplimiento de los acuerdos bilaterales en la lucha contra el lavado de dinero", no porque necesariamente "haya comprobado que los dueños de las cuentas hayan incurrido en ese ilícito" Y explica que los documentos entregados por el gobierno de Vicente Fox para congelar la cuenta número 930-1-032992, con casi 41 millones de dólares pertenecientes al STPRM en la casa de bolsa neoyorquina Donaldson, Lufkin & Janrette, "no corroboran la acusación de delitos relacionados con el tráfico de drogas o lavado de dinero" El Departamento de Justicia, que fue el primero en recibir la petición de la Procuraduría General de la República (PGR) para congelar los recursos del sindicato, aclara que ante la confusión por las inconsistencias, pidió a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que hiciera su propia investigación para evitar "un involucramiento involuntario en alguna acción fuera de la ley"

Comentarios