Excolaboradora de Villanueva denunciará a la DEA

martes, 12 de noviembre de 2002
Cancún, Q R (apro)- La colaboradora del exgobernador Mario Villanueva, Niza Puerto Paredes, reveló el lunes que interpondrá una demanda de hechos, luego que empleados del consulado estadunidense y agentes de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) la hicieron acudir a sus instalaciones en Mérida para someterla a un interrogatorio irregular, donde fue amenazada y presionada para someterse al programa de “testigos protegidos” de aquella nación Hay que señalar que Villanueva Madrid afronta un juicio en México por tráfico de drogas y una solicitud de extradición del gobierno estadunidense Recientemente, su nombre fue colocado junto al de unos 26 extranjeros calificados por el Departamento de Estado como “hostiles para Estados Unidos”, en el marco de una recientemente aprobada “Ley de jefes narcotraficantes extranjeros (Foreign Narcotics Kingpin Designation Act)” Esa ley prohíbe a los norteamericanos hacer negocios con allegados o familiares de Villanueva, y a estos últimos les niega rotundamente el acceso a aquella nación, con severas penas para quien infrinja la decisión Puerto Paredes dijo: “Me sellaron la visa con una leyenda que me acusa de ser traficante de ‘sustancias controladas’, y fui presionada por más de una hora para ir a Estados Unidos como testigo protegido, pues pretenden que les ayude en el proceso que pretenden aplicar a Mario Villanueva”, explicó En su edición de la semana pasada, la revista Proceso dio cuenta de esta denuncia de Puerto Paredes, quien se desempeñó como jefa de prensa de Villanueva en su sexenio en Quintana Roo, y aún ahora, desde que el exmandatario está preso en el penal mexiquense de alta seguridad de La Palma, lo frecuenta y asiste en su defensa jurídica De acuerdo con la entrevistada, el 24 de octubre decidió acudir a un llamado que le hicieron del consulado de Estados Unidos en Mérida, “para solucionar un problema con mi visa, según me dijeron” Dijo que cuando llegó, fue turnada de inmediato con dos norteamericanos que se dijeron “asesores jurídicos” del consulado, así como con otras personas, “al parecer agentes de la DEA”, quienes la interrogaron en un cuarto en el interior de esa dependencia “Luego de cancelarme la visa, me presionaron para que fuera con ellos a Estados Unidos al otro día, para hacerme testigo protegido, según me explicaron” Indicó que esos empleados del gobierno de Estados Unidos le informaron que también buscan a Irma Soto, quien fungiera así mismo como directora de Comunicación Social del gobierno de Villanueva Madrid Explicó: “Me amenazaron, pues dijeron que tenían pruebas contra mí y me sugirieron que era mejor que cooperara con ellos… ayúdanos y te ayudas tú misma, me dijeron” La entrevistada dijo que ya prepara la denuncia para interponerla en el Ministerio Público federal, pues en su opinión y la de su abogado “se transgredieron acuerdos y leyes internacionales” 11/11/02

Comentarios