"Contradictoria", la relación México-EU: Cancillería

viernes, 15 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- Al calificar de “contradictoria” la relación entre México y Estados Unidos, Gustavo Mohar, negociador para Asuntos Migratorios Internacionales de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), afirmó: “Por un lado, México es el segundo socio comercial de ese país y, por el otro, el gobierno estadunidense militariza su frontera sur, lo que provoca la muerte de al menos un mexicano al día” Al dictar la conferencia “El ineluctable acuerdo migratorio”, organizada por el Departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana (Uia), como parte del ciclo “Migración México-Estados Unidos”, Mohar dijo que una quinta parte de la población mexicana vive en Estados Unidos; es decir, 23 millones de personas, de las que ocho millones nacieron en territorio mexicano, mientras que el resto es parte de una generación nacida en ese país Ante estudiantes de la licenciatura en Relaciones Internacionales y del director del Departamento de Estudios Internacionales, el funcionario explicó que 97 por ciento de los municipios del país con mayor población migrante siguen siendo Michoacán, Jalisco, Zacatecas, Hidalgo y Guanajuato Añadió que, en los últimos años, se han sumado Veracruz, Oaxaca y Yucatán Mohar dijo que, anualmente, unos 300 mil mexicanos se van a vivir a Estados Unidos, y señaló que la mayoría de las personas que emigran son de comunidades urbanas Agregó que 60 por ciento tenía empleo Consideró que la política estadunidense establecida en la frontera con México, con cerca de nueve mil agentes de la Patrulla Fronteriza, “ha fracasado y obligado a los connacionales a buscar rutas de acceso más peligrosas” Dijo que, en el 2000, se registró la muerte de 499 mexicanos en su lucha por ingresar a ese país Señaló que, hasta octubre, habían fallecido 341 Explicó que la agenda migratoria propuesta por México y recogida por Estados Unidos plantea cinco puntos básicos: legalización de los indocumentados; creación de acuerdos de empleo temporal; que México sea reconocido como un caso especial para el otorgamiento de visas de residente; eliminar la violencia fronteriza, y generar oportunidades de desarrollo al interior del territorio nacional “Uno de los retos será convencer a las sociedades de ambos países de los beneficios reales que traería un acuerdo migratorio Y es que, si bien hay buena disposición en cada uno de estos cinco temas, en Estados Unidos hay un debate muy fuerte”, expuso En su opinión, las prioridades del gobierno estadunidense se centran ahora en el tema de la seguridad, que ha incorporado a la agenda bilateral “Sin embargo, la agenda migratoria tiene otras raíces y es otro fenómeno social”, añadió, y afirmó: “Los migrantes mexicanos no son una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos Se trata de un flujo de personas de un mercado de trabajo Esto tiene sus propias reglas y su propia lógica, distinta del tema de la seguridad y el terrorismo” 14/11/02

Comentarios

Otras Noticias