Maniobras en Pemex previo a los comicios del 2000

domingo, 17 de noviembre de 2002
* Implicados, los exsecretarios de Hacienda y Energía, José Angel Gurría y Luis Téllez México, D F (apro)- En los días previos a las elecciones del 2 de julio del 2000, las secretarías de Energía y Hacienda, así como altos funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), realizaron maniobras para lograr ampliaciones al presupuesto de la paraestatal y disponer de mil cien millones de pesos, de los cuales 640 fueron a parar a la campaña de Francisco Labastida Ochoa Según copias de documentos obtenidos por Apro, de todos los movimientos referentes a las ampliaciones presupuestarias estuvieron enterados José Angel Gurría, secretario de Hacienda en el gobierno de Ernesto Zedillo, así como Luis Téllez Kuenzler, titular de Energía ?y subalternos--, quien a su vez presidía el consejo de administración de Pemex En la lista de funcionarios a los que se les remitieron copias de diversos oficios, mediante los cuales se solicitaban las ampliaciones al techo financiero de Pemex en el 2000, figuran también Alfredo Bouchot Alfaro, entonces director general de Programación y Presupuesto de la Secretaría de Energía; Mauricio Toussaint Ribot, subsecretario de Operación Energética; Alejandro Rodríguez Prendes, director adjunto de Ingeniería Financiera y representante de la Secretaría de Hacienda, así como la Secretaría de la Contraloría, entonces presidida por Arsenio Farell Cubillas Alberto Zinser, abogado de Rogelio Montemayor, se muestra sorprendido porque en el expediente que consignó la Procuraduría General de la República no aparecen las ampliaciones presupuestarias que autorizó la Secretaría de Hacienda a Pemex para firmar los convenios con el sindicato petrolero "Esta es una realidad ignorada por la PGR", se queja Paradójicamente, la Secodam, secretaría que auditó las finanzas de Pemex para enderezar las acusaciones contra Rogelio Montemayor y los dirigentes petroleros, avaló la legalidad de los convenios 9399 y 9442, mediante los cuales se le otorgó al sindicato petrolero el préstamo de mil cien millones de pesos Ya en la administración de Vicente Fox, el consejo de administración de Pemex aprobó el informe de autoevaluación correspondiente al periodo que abarca del primero de enero al 31 de diciembre del 2000 Es más, al responder un requerimiento del juez tercero de distrito en materia administrativa, Raymundo Fuentes García, director general de Auditoría de la Secodam, sostiene que los convenios firmados entre Pemex y su sindicato son legales Con fecha de 24 de junio de este año, el oficio de cinco cuartillas firmado por Fuentes señala, en el quinto párrafo: "Respecto a los documentos en los que conste el análisis y determinaciones que sirvieron a los responsables de la práctica de la auditoría para concluir que los convenios administrativos laborales celebrados el 11 de mayo, 5 de junio y 11 de septiembre del año 2000, entre Petróleos Mexicanos y el quejoso son ilegales, se manifiesta que no existe documento alguno en el que se concluyera que los convenios de referencia son ilegales, ya que el objeto de la auditoría se circunscribió a la actuación de los servidores públicos en Pemex, analizando si su actuación se ajustó al marco normativo aplicable" LA RUTA En los documentos oficiales, las fechas de elaboración y los mensajes que intercambiaron los empleados gubernamentales, evidencian la celeridad con la que se aprobaron las ampliaciones presupuestarias, y trazan, además, la ruta que siguieron los entonces funcionarios de Pemex encabezados por Rogelio Montemayor Seguy para obtener las adecuaciones suficientes al techo financiero de la paraestatal durante el año 2000 Por ejemplo, el 6 de junio del 2000, veintiséis días antes de la elección presidencial, Pemex ya gestionaba con urgencia una tercera adecuación al presupuesto de la paraestatal, en cuyo programa tenía contemplado otorgar al sindicato de Pemex un préstamo por 640 millones de pesos Gerardo Bautista Medina, subgerente de Presupuestos de Pemex, planteó el asunto en el oficio SP-388/00 que dirigió a Alberto Gheno Ortiz, gerente corporativo de Control Presupuestal: "Con la finalidad de atender la solicitud planteada por la Dirección Corporativa de Administración, de otorgar un préstamo al Comité Ejecutivo del STPRM, por la cantidad de $640,000,000,00 (Seiscientos Cuarenta Millones de pesos 00/100); agradeceré a usted sus amables instrucciones, para que se autorice a Pemex Corporativo la tercera ampliación al Programa de Egresos del mes de junio, en el rubro de operaciones ajenas, por la cantidad anteriormente mencionada?" Gheno Ortiz respondió mediante el oficio GCP-345/2000: (el préstamo) "tiene impacto en el superávit primario comprometido con el Gobierno Federal si no es recuperado en el presente año De la misma forma, es considerado como parte del gasto programable por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, si no se obtuviese la recuperación" Una semana después, Carlos Romero Deschamps y Ricardo Aldana Prieto, dirigente y tesorero del sindicato de Pemex, respectivamente, firmaron el recibo y obtuvieron el cheque 0008648 de Inverlat por 640 millones de pesos, cuya inversión fue a parar a la campaña de Francisco Labastida