Nombrar a un sustituto de AMLO requeriría de consenso en la ALDF

martes, 19 de noviembre de 2002
México, D F- En el Distrito Federal, el nombramiento de un jefe de Gobierno sustituto, en caso de renuncia o remoción del que está en funciones, obligará necesariamente al acuerdo entre dos o más grupos parlamentarios representados en la Asamblea Legislativa Lo anterior se desprende del dictamen de reformas a la Ley Orgánica del citado órgano, aprobada por la Comisión de Estudios Legislativos y Prácticas Parlamentarias y que a decir de su presidente, el panista Walter Widmer, bien podría entrar en vigor la semana próxima El precepto sobre el nombramiento de un jefe de Gobierno sustituto no figuraba en la normatividad vigente, toda vez a que en la anterior administración de la capital, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) era mayoría en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), principio que ya no rige en la actual Por lo que corresponde a consejeros y magistrados del instituto y tribunal electorales de la capital, así como el caso del presidente del ombudsman de la ciudad, la designación será por mayoría calificada, es decir, que estará a cargo de dos terceras partes de los diputados locales Para el caso del Tribunal de Justicia del Distrito Federal, el nombramiento de los jueces requerirá la votación de una mayoría simple, o sea la mayoría de los legisladores que estén presentes en el pleno Lo mismo procederá con los representantes de la Judicatura, del Tribunal de lo Contencioso Administrativo local y de la Comisión de Derechos Humanos 19/11/02