La derecha, principal desafío para Lula da Silva

sábado, 2 de noviembre de 2002
México, D F (apro)- Con el triunfo de Luiz Inacio Lula da Silva como presidente de Brasil, se buscará recuperar la capacidad del Estado para sustentar sus políticas de desarrollo, lo que pondrá en riesgo el libre mercado y el modelo neoliberal Así lo afirmaron las académicas de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN), Guadalupe Terezinha Bertussi, y la profesora de la Universidad Federal Fluminense de Brasil, María Ciavatta, quienes elogiaron el resultado de las elecciones, luego de tres intentos fallidos del izquierdista Lula, quien representa a los sectores populares del país Al dictar la conferencia “Brasil: el resultado electoral”, organizada por el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, las académicas brasileñas señalaron que, con el cambio de gobierno, “se espera que el país avance” Dijeron que, “después del siglo que duró el proceso de transición al capitalismo en Brasil –dominado por elites y donde quedó fuera el sector popular–, al fin ganaron las mayorías” Explicaron que en ese país “no se habla hoy de socialismo ni de comunismo, sino que se pasó de la incredulidad y el desinterés político, a la confianza y el deseo general para que el capitalismo vuelva a ser dinámico, se generen empleos, el pueblo pueda comer y tenga medios dignos de vida, debido a que hay 50 millones de personas en extrema pobreza” Ambas catedráticas esbozaron un panorama general de la historia política de Brasil desde los años sesenta, cuando se dio un golpe de Estado y se constituyeron los dos principales partidos políticos: Alianza Renovadora Nacional (Arena) y el Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) Ciavatta dijo que el triunfo de Lula fue un proceso “duramente construido”, que pasó por la organización y el crecimiento del Partido del Trabajo (PT), etapa que duró 22 años” Luego de tres derrotas, añadió, Da Silva obtuvo el triunfo La primera fue en 1989, cuando consiguió 168 por ciento de los votos; la segunda, en 1994, con 27, y la tercera, en 1998, cuando logró 318 por ciento Añadió que el actual presidente electo de Brasil obtuvo la victoria con 63 por ciento; es decir, con 53 millones de votos en su favor Además, dijo, el PT obtuvo casi el doble de curules a nivel federal que en elecciones anteriores, al pasar de 54 a 91, mientras que en los estados, los grupos parlamentarios de este partido crecieron 66 por ciento El PT cuenta con representantes en 27 estados, en siete de ellos por mayoría absoluta Ciavatta señaló que, para vencer, “Lula hizo importantes alianzas, algunas de ellas muy polémicas y con las que no estuvieron de acuerdo las bases partidistas” Afirmó: “Lula dejó en claro que tiene un amplio conocimiento de la realidad del país No es un político improvisado, pues ha ocupado diversos cargos Además, es asesorado por intelectuales brasileños” Sin embargo, advirtió que “se debe poner atención en algunos puntos críticos” del país: los económicos, ya que la moneda brasileña, el real, fluctuó de 225 a 4 por dólar; las tasas de interés del Banco Central aumentaron de 18 por ciento –la más alta del mundo– a 21; además, la fuga de capitales “Entre los problemas políticos está la evolución de las alianzas de Lula da Silva con diferentes sectores de la sociedad Otro posible foco de conflicto son las iglesias evangélicas, las cuales tienen una ideología contraria a la del PT”, añadió Por su parte, Bertussi se refirió también las alianzas de Lula con otros partidos políticos y sectores de la sociedad brasileña, a lo que sumó “el factor del Movimiento de los Sin Tierra (MST), que agrupa a entre cuatro y cinco millones de personas y tiene un papel destacado en el país “En Brasil hay preocupación por lo que podría pasar con la derecha, un sector amplio y con tradición golpista, pues es muy soberbia y está compuesta en gran parte por sectores de la oligarquía terrateniente, vinculada con los mercados internacionales” Bertussi dijo que Fernando Henrique Cardoso fracasó como presidente, “debido a que, desde su llegada al gobierno, asumió una actitud de superioridad, y realizó ataques constantes a la izquierda, sobre todo al PT” Añadió que, en su gobierno, la deuda externa creció de 12 por ciento respecto del producto interno bruto en 1994, a entre 56 y 63 por ciento del PIB este año Añadió que, actualmente, la deuda es de 260 mil millones de dólares “De acuerdo con cifras oficiales –precisó--, el desempleo subió de 496 por ciento, en 1995, a 830 por ciento en el 2002 Se dijo que la inflación acumulada para este año sería de 56 por ciento, pero en lo que va del año es de 77” Añadió que el gobierno previó también que el crecimiento sería de 4 por ciento, pero hasta las dos primeras semanas de octubre llegó a 13 por ciento 01/11/02