Expulsa EU a diplomáticos cubanos; La Habana dice que responderá a esa "provocación"

viernes, 8 de noviembre de 2002
En aparente respuesta al caso de una exagente de los servicios de inteligencia estadunidenses sentenciada a 25 años de prisión por espiar para el gobierno del presidente Fidel Castro, el Departamento de Estado de la Unión Americana determinó expulsar del país a cuatro diplomáticos cubanos De inmediato, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla calificó como una provocación la decisión, a la que dijo respondería “en el momento adecuado” y de la que responsabilizó al subsecretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental, Otto Reich “Cuba tiene derecho a responder y lo hará, usando las herramientas políticas y diplomáticas que tiene a su disposición”, estableció La Habana en la declaración La cancillería cubana amagó además con presentar pruebas documentadas de la labor “subversiva, injerencista y contrarrevolucionaria” que efectúa la oficina de Washington en la isla “El gobierno de Estados Unidos sabe que podemos presentar amplias evidencias de sus actividades de espionaje y subversión constante contra Cuba”, estableció el Ministerio de Relaciones Exteriores luego de rechazar las imputaciones que se hacen contra sus representantes en la Unión Americana A decir del vocero de Departamento de Estado norteamericano, Richard Boucher, los diplomáticos cubanos que serán expulsados efectuaban diversas tareas en las oficinas de la isla en las ciudades de Washington y Nueva York En el caso de los que estaban asignados a la misión de La Habana en Naciones Unidas, “se les pidió abandonar territorio norteamericano por haberse involucrado en actividades perjudiciales para Estados Unidos, fuera de su investidura oficial” Respecto a los diplomáticos destacados en Washington, Richard Boucher no precisó si tomaron parte en alguna de las actividades llevadas a cabo por la exagente de los servicios de inteligencia estadunidenses que purga una pena de 25 años de prisión por espiar para el gobierno de Castro, o si la expulsión obedecía a ello Al arremeter contra el Departamento de Estado de la Unión Americana, la cancillería cubana aseguró que las absurdas e irracionales patrañas de las que se valía tenían el propósito de generar una nueva escalada de hostilidad contra la isla, que empeoraría el ya complejo estado de las relaciones entre ambos países “Responsabilizamos totalmente al gobierno de Estados Unidos por las acciones de personajes como Otto Reich --subsecretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental-- interesado en avanzar su obcecada agenda personal, en detrimento de los legítimos intereses del pueblo norteamericano”, apuntó Finalmente, sentenció que la Habana no dejará de denunciar el rechazo de la Unión Americana a negociar acuerdos de cooperación propuestos por Cuba para combatir el terrorismo, el narcotráfico, el tráfico de personas y la migración ilegal, además de que no perderían de vista la naturaleza de la determinación de expulsar a cuatro de sus diplomáticos 08/11/02

Comentarios