Critica Alcocer "incapacidad" de Fox y partidos para integrar una agenda nacional

sábado, 9 de noviembre de 2002
Colima, Col (apro)- La "incapacidad" del presidente Vicente Fox para trazar una ruta de acuerdos con el Congreso de la Unión, aunada al hecho de que "los partidos viejos prefieren privilegiar sus intereses particulares", ha impedido la puesta en marcha de una agenda nacional que corresponda a lo que demanda la población, afirmó Jorge Alcocer Villanueva, dirigente nacional del partido Fuerza Ciudadana "Lo que nosotros planteamos –dijo-- es que la pluralidad política que se ha logrado en el país sea una expresión constructiva, y para eso se requiere que los partidos en lugar de poner por delante sus agendas, antepongan la agenda y las causas de la sociedad, porque si predomina la visión corta de los partidos viejos, no habrá acuerdos y cada quién seguirá defendiendo sus propios territorios" Militante de la antigua izquierda mexicana y subsecretario de Gobernación en el sexenio de Ernesto Zedillo, Jorge Alcocer visitó esta ciudad para reunirse con el comité promotor de Fuerza Ciudadana en el estado, que encabeza Ingrid Tapia, y preparar la primera asamblea de ese partido en este lugar, donde será electa la directiva estatal En entrevista, Alcocer manifestó que "no es deseable que una fuerza política vuelva a decidir por sí misma todo en el Congreso, sino que tenga que compartir con otras fuerzas tareas y responsabilidades", pues "lo que la gente quiso cambiar en México fue el predominio de un solo partido" Por el momento, añadió el representante de Fuerza Ciudadana, "el poder ya se repartió, pero ahora el nuevo problema es cómo construir soluciones con un poder repartido en todo el país", esto es, "cómo conducimos esa ausencia de mayoría para que México no sufra los efectos de la falta de acuerdo de los partidos" Lo que le conviene al país, sostuvo Jorge Alcocer, es imaginar la construcción de una nueva mayoría como confluencia de varias fuerzas en la Cámara de Diputados, de tal manera que haya un juego de equilibrios, de juegos y contrapesos, en el cual nadie pueda decidir por sí mismo, sino que requiera del concurso y de la participación de otros Explicó que su partido –cuyo registro fue aprobado en definitiva a principios de octubre pasado-- aspira a un escenario donde el poder se reparta y equilibre en beneficio de los ciudadanos Ante la cercanía de las elecciones federales del 6 de julio de 2003, en las que se decidirá la nueva correlación de fuerzas en la Cámara de Diputados, Alcocer Villanueva confió en que se ratificará la tendencia en la que ningún partido tiene mayoría absoluta "Para bien o para mal –comentó-- hoy nadie tiene mayoría en México, y cualquier encuesta revela que ningún partido puede por sí mismo aspirar a la mayoría el próximo 6 de julio; la única manera de obtener mayoría en el país es con alianzas o confluencia de fuerzas, antes o después de las elecciones" --¿Cree usted que el triunfo de Lula da Silva en Brasil tenga algún efecto en la izquierda de México y América Latina? --Creo que sí, y espero que no sea el que alguien crea que a la cuarta se puede ganar, sino que es necesario replantearse la visión de la izquierda y cómo una izquierda puede ser exitosa y confiable para la mayoría del electorado Creo que es lo que Lula y su partido, el PT, podrían enseñarnos: la trayectoria recorrida a lo largo de 20 años hasta lograr convertirse en una opción mayoritaria frente a la sociedad brasileña "Y claro que vamos a tener un cambio también en la correlación de fuerzas en América Latina, porque el hecho de que el presidente electo Lula tenga esa trayectoria frente a gobiernos predominantemente neoliberales va también a replantear la relación, porque no estamos hablando de un país pequeño, sino de uno que en términos de población, de Producto Interno Bruto y de presencia económica solamente es equiparable con México", concluyó 08/11/02

Comentarios