El agro mexicano, sin capacidad para competir en el TLCAN

miércoles, 11 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- Un documento del Banco Mundial (BM), de carácter confidencial, establece que México y su sector agropecuario no están preparados para la competencia que se avecina, a partir del próximo primero de enero en el TLCAN, informó el martes el investigador de la UNAM, José Luis Calva, quien desde hace más de diez años vaticinó la casi desaparición de la producción nacional de alimentos, a causa del acuerdo comercial Al participar en una conferencia conjunta con los académicos Rosario Pérez Espejo y Jorge Huither, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, el doctor Calva agregó que el propio BM reconoce que, durante la última década, México ha sido objeto de las reformas estructurales más drásticas: la liberación impulsada por el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) y el TLCAN; la eliminación de los controles de precios, y la reforma constitucional sobre la tenencia de la tierra “Pero los resultados, según el Banco Mundial, han sido decepcionantes: estancamiento del crecimiento, falta de competencia interna, aumento de la pobreza en el medio rural” y muchas otras cosas más que, de acuerdo con el investigador, demuestran que jamás se ha cumplido con las promesas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte José Luis Calva, autor de numerosos estudios sobre la realidad del campo mexicano, afirmó, siempre basado en el documento del Banco Mundial, que las reformas hechas al agro no han terminado con décadas de limitaciones estructurales, en cuanto a la capacidad de los pequeños agricultores para obtener acceso a activos, participar en mercados de factores y bienes de mejor funcionamiento y agregar valor a la cadena de comercialización, lo cual, en conjunto, ha restringido severamente la aportación del sector rural al proceso de crecimiento “Esto plantea un importante problema de política, debido a que a partir del 2008 el TLCAN pondrá al sector en competencia abierta con Canadá y Estados Unidos La clave será rediseñar y coordinar los programas oficiales de apoyo, de manera que promuevan la diversificación hacia cultivos de mayor valor o el desplazamiento hacia actividades más productivas en la explotación agrícola y al margen de ella” El documento del Banco Mundial --cuya copia entregó al reportero el investigador José Luis Calva-- destaca que el gobierno mexicano está consciente de la problemática del campo, y que ya ha puesto en marcha una serie de iniciativas, como promulgar una nueva ley de desarrollo rural, que proporciona el marco para una futura intervención política e institucional en el sector; un plan de desarrollo que pone énfasis en la competitividad, la generación de empleos en la explotación agrícola y fuera de ella; la promoción de empresas agrícolas, las finanzas rurales y el desarrollo regional; también una ley de capitalización, que disocia los pagos de Procampo de la siembra y permite la disposición adelantada de los recursos financieros a los campesinos; además que está reestructurando y descentralizando sus programas de apoyo, para su mejor integración y aplicabilidad “Eso es lo que dice el Banco Mundial en su documento confidencial, pero lo que no comenta --afirmó José Luis Calva-- es que fue esa misma institución la que recomendó al gobierno de México ingresar al TLCAN, reformar el artículo 27 constitucional y desaparecer al Banco Nacional de Crédito Rural; además que parece ignorar que las medidas que toma el gobierno mexicano para defender a sus 25 millones de habitantes rurales, no han tenido los resultados positivos deseados” José Luis Calva auguró ahora la casi desaparición de la agricultura nacional, si el gobierno de Fox no escucha las demandas de que ha llegado la hora de renegociar el TLCAN con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá 10/12/02