Condena el CT la intromisión del aparato público en los sindicatos

jueves, 5 de diciembre de 2002
México, D F-El Congreso del Trabajo lanzó una enérgica condena al aparato público por entrometerse en la autonomía de los sindicatos y criticó que la Cámara de Diputados sea instrumento de persecución política del sindicato petrolero En un desplegado firmado por el presidente del CT, Leonardo Rodríguez Alcaine; los vicepresidentes Antonio Reyes y Leonel Domínguez, el CT se quejó de que dicha persecución ahora es contra los líderes petroleros, “pero mañana puede ser cualquier otro gremio que no concuerde con los deseos sexenales en turno” Y manifiesta su apoyo a Carlos Romero Deschamps, Ricardo Aldana y Jesús Olvera, líderes del sindicato petrolero y legisladores priistas presuntamente vinculados con el millonario desvío de recursos para financiar la campaña presidencial de Francisco Labastida, en el 2000 “Es indudable que la participación de nuestros compañeros dirigentes en el mencionado asunto (Pemexgate) se redujo a la suscripción de diversos Convenios Administrativos de naturaleza laboral con la empresa, que integran el Contrato Colectivo de Trabajo y fueron oportunamente registrados ante las autoridades competentes”, dice Para sustentar sus críticas, el CT cita la Ley Federal del Trabajo y el Convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificado por el Senado en 1950, que prohíben a las autoridades públicas inmiscuirse en la vida interna de los sindicatos Argumenta que en estos apartados legales se establece que “ni sus dirigentes pueden ser perseguidos por las negociaciones a las que legalmente tienen derecho”, y asegura que ese es el caso de los líderes petroleros relacionados con el Pemexgate Por eso, la actuación de la Sección Instructora es no sólo “una embestida contra nuestros compañeros dirigentes, sino contra del sindicalismo mexicano y los principios fundamentales en que se sustenta la justicia social que tutela el artículo 123 de la Constitución”, comenta Esta agresión al sindicato petrolero, apunta, “resta credibilidad a la supuesta buena fe de la iniciativa del régimen foxista”, por lo que exhorta a los diputados a ser valientes “frente a los abusos del Ejecutivo” y garantice la transición democrática “de que ha sido incapaz el gobierno foxista” Además, el movimiento obrero organizado no simpatiza ninguna reforma de la Ley Federal del Trabajo “que sopretexto de actualizarla y modernizarla” ponga en riesgo el sindicalismo mexicano 05/12/02

Comentarios