Responsabiliza Salinas a Zedillo de pobreza y abandono del campo

lunes, 9 de diciembre de 2002
Washington - La "devastadora" ausencia de políticas macroeconómicas efectivas que practicó el expresidente Ernesto Zedillo, fue la causante del "cataclismo económico y social" en diciembre de 1994 y después en 1995, cuyos efectos actualmente se denotan más en el aumento de la pobreza del país y el abandono del campo, acuso el también exmandatario Carlos Salinas de Gortari "En 1995, otra política económica podía haberse adoptado en México para salir de la crisis y así evitar efectos tan adversos para el país Sobre todo, resulta inaceptable que se haya proporcionado información confidencial a unos cuantos para vaciar las reservas internacionales", estableció Salinas en el discurso que repartió en Washington su oficina de prensa a cargo de Paulo Carreno King La ceremonia para celebrar el décimo aniversario de la firma con Estados Unidos y Canadá del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, “TLC a los 10”, le sirvió a Salinas como plataforma de lanzamiento de una fuerte tormenta de critica al gobierno de su sucesor, responsable además de haber metido a la cárcel a su hermano mayor; Raúl Salinas de Gortari Lo raro del evento, en el que también participaron los exmandatarios George Bush, de Estados Unidos y el exprimer ministro canadiense Brian Mulroney, fue que Salinas inició su discurso con una introducción en español llamando “compatriotas” a todos los mexicanos, tal y como lo hacía Zedillo “Si no hubiera habido crisis, el crecimiento anual del Producto Interno Bruto de México sería de un cinco por ciento", afirmó Salinas quien fue presentado como un “líder gigante” a la audiencia presente en el evento del “TLC a los 10”, por el ex-embajador estadunidense James Jones Acompañado por su esposa Ana Paula Gerard, sus hijos Emiliano, Juan Cristóbal y Cecilia, así como de su exsecretario de Hacienda Pedro Aspe, y varios invitados especiales; entre estos directivos y conductores de medios de comunicación de México que se hospedaron en el mismo hotel que el expresidente, el Willard Intercontinental, uno de los mas caros y lujosos de Washington Salinas utilizo su discurso para curarse en salud de lo que actualmente se conoce como la crisis económica y financiera más dura que azotó a los mexicanos y cuyas consecuencias y efectos aún se siguen sintiendo “De haber reconocido que se había cometido ese error, se hubiera aceptado que una contracción económica no era necesaria pues el gobierno no tenía déficit fiscal; cualquier economista competente podía observar que el deudor no era el gobierno sino las empresas y las familias Fue otro error mayúsculo permitir o promover las desorbitadas alzas en las tasas de interés pues destruyeron a esas empresas y empobrecieron a esas familias", insistió No sólo acusó a Zedillo de lo que la mayoría de los mexicanos lo responsabiliza a él, sino que también lo tildó haber actuado en favor de los empresarios y no de los mexicanos; acción que también los mexicanos y analistas políticos le acuñan a él “Se prefirió el encubrimiento y se dañó severamente al país y a su confianza En ese momento debió haberse dado un debate abierto y amplio sobre las políticas públicas, con lo cual el modelo neoliberal no se hubiera adoptado Un debate abierto y un equipo competente hubieran permitido propuestas alternativas acertadas La protección de la burocracia que cometió el error de diciembre se puso por encima del salvamento de las familias y las empresas, y del interés superior de la nación", abundó Respecto al presidente Vicente Fox, Salinas prefirió mantener una sana distancia y le reconoció la certeza de tratar de lograr un compromiso en materia migratoria con Estados Unidos “Conviene enfatizar que los trabajadores mexicanos sólo desean migrar temporalmente Y el punto principal es que sus movimientos responden principalmente a la demanda de la economía norteamericana” En el amplio Atrium Ballroom del Ronald Reagan Building donde se realizó el foro organizado por el Woodrow Wilson Center, Salinas se mostró contento, a sus anchas, como la hacia cuando visitaba como presidente de México la capital estadunidense Sonriente y hasta bromista se le vio en momentos, haciendo alarde también de que habla francés, y recomendándole a Mulroney que empezara a aprender español, porque los mexicanos ya están también en Canadá "Hola amigo Carlos", le dijo el padre del actual presidente de los Estados Unidos al subir el podium para hablar de los 10 años de la firma del TLC, que en algún momento se consideró como la firma de la herencia personal que dejaría Salinas a los mexicanos El expresidente que aunque quiso no pudo evitar a los reporteros mexicanos que lo acosaron al termino de su participación en el panel, aprovechó el tener a las grabadoras frente a su boca para arremeter contra Zedillo, en esta ocasión sobre la pobreza y deterioro del campo mexicano Que precisamente se verá más afectado a partir del 1 de enero de 2003 por las desventajas que tiene ante los subsidios agrícolas que le permite el TLC a los Estados Unidos Salinas aseguró que tenía una fórmula para evitarlo: “por eso creamos Procampo y le dimos un presupuesto que era el equivalente a dos mil millones de dólares pero, como la información lo comprueba, entre 95 y el 2000 esos apoyos a Procampo se desplomaron Es decir, a los campesinos le redujeron sólo a un tercio la ayuda del gobierno federal” 09/12/02

Comentarios