Exige Fox a AMLO un proyecto efectivo para reducir la criminalidad en el DF

jueves, 14 de febrero de 2002
México, D F- El presidente Vicente Fox se mostró molesto con el Gobierno del Distrito Federal por la renuncia de Leonel Godoy a la Secretaría de Seguridad Pública y, además, por el poco avance en el combate a la delincuencia en la capital del país, punto sobre el cual pidió "explicaciones" En comunicado de prensa, la Secretaría de Gobernación exige, a nombre del presidente Vicente Fox, que el Gobierno del DF presente, de manera "planeada y coordinada" con el Ejecutivo federal, "un proyecto que sí funcione para combatir el delito y reducir la criminalidad, acatando las obligaciones de ley y explicando el aumento delictivo en el DF" Y recordó al jefe de gobierno que el presidente de la República ostenta el "mando supremo" de las fuerzas de Seguridad Pública, con lo que reforzó el reproche realizado la víspera por no haber notificado de manera oficial que Leonel Godoy renunciaba a la SSP, y haberlo hecho antes a los medios de comunicación También, desmiente a López Obrador en lo relativo a los informes sobre la situación de la seguridad pública en la ciudad "El jefe de gobierno se equivoca al afirmar que ha informado permanentemente al Presidente respecto de la situación que guarda la fuerza pública de la ciudad, confundiendo las obligaciones que él tiene, de conformidad con el artículo 35 del Estatuto de Gobierno y con la información estadística que su gobierno debe enviar al Sistema Nacional de Seguridad Pública" Asimismo, reitera que el mandatario local procedió equivocadamente al anunciar el relevo en la SSP de manera informal y no oficial La Secretaría de Gobernación apunta que lo hecho por López Obrador contraviene lo establecido por la Constitución, el Estatuto de Gobierno del DF y la Ley de Seguridad Pública De esta manera, se hizo patente la molestia que provocó en el presidente Fox la renuncia de Godoy, pues hasta ahora ninguna de las decisiones del jefe de gobierno había causado una respuesta de tal naturaleza, por las vías burocráticas más estrictas Y es que para Fox Quesada el tema de la inseguridad pública vuelve a estar en primer plano, una vez que pasó la vorágine de fin de año, con su reforma fiscal y su presupuesto de Egresos y, también, después de que se resolvió --para bien o para mal-- el escándalo de los incrementos a la electricidad Según trascendió, al primer mandatario le molestó enormemente que Godoy hubiera decidido renunciar para unirse a otro gobierno, cuando el problema de la inseguridad es muy grave y no ha habido avances significativos en ese sentido Según Godoy, la determinación de renunciar "fue una decisión del PRD" pues, de acuerdo con el partido, lo necesitaban más en esa "trinchera", en la que obtuvo nada menos que el puesto de secretario de Gobierno de Michoacán A Fox le molestó que un asunto público se decidiera bajo criterios partidistas Y habría señalado que López Obrador no muestra reciprocidad ni apoyo al Gobierno federal, siendo que éste lo ha apoyado con elementos de la Policía Federal Preventiva En tanto, el presidente de la Comisión del Distrito Federal de la Cámara de Diputados, el panista Jorge Lara, dijo que el gobierno de López Obrador rompió el compromiso de dar a los capitalinos la seguridad necesaria para realizar sus actividades, garantizar su integridad física y la preservación de su patrimonio "Leonel Godoy sólo dio paliativos a la grave crisis de seguridad que vive la ciudad, ya que, según la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, mantuvo en 2001 los mismos índices delictivos que en 2000, lo que desmiente que se hayan reducido los delitos en la capital del país", señaló Lara en conferencia de prensa A decir del legislador panista, entre las cuentas pendientes que deja Godoy están el fracaso del Plan Anticorrupción, ya que sólo en 2001 se consignó a 23 policías por mes y sólo siete de los 70 mandos territoriales fueron removidos de su cargo; la inoperancia de las coordinaciones territoriales a las que faltan recursos y voluntad de acabar con la delincuencia e incorporar a la ciudadanía en tareas de prevención del delito Asimismo, la ausencia de un programa integral de seguridad pública consensuado con los capitalinos; la inservible campaña de reivindicación de la imagen de la policía que duró sólo dos meses, con un costo de 315 millones de pesos, y no cambió en nada la actitud de la ciudadanía hacia la corporación Ahora se pretende, dijo, que Francisco Garduño asuma el mando de la Secretaría de Seguridad Pública, cuando no ha tenido antes ninguna responsabilidad en la materia y, en cambio, evidenció que desconocía el funcionamiento de la misma, cuando en octubre pasado se retractó sobre quién debía tener el mando de la Policía Auxiliar13/02/02

Comentarios

Otras Noticias