Arremeten priistas y perredistas contra Fox: lo tachan de caudillo y autoritario

viernes, 22 de febrero de 2002
México, D F- Ante la pretensión del presidente, Vicente Fox, de corregir la reforma fiscal, para acallar el descontento de empresarios, el senador priista Manuel Bartlett Díaz dijo que "es una pifia más del Ejecutivo, que sigue por el mismo camino de denigrar al Congreso para poder gobernar como caudillo" El senador, que una ocasión calificó a Fox como el presidente "al que todo le sale mal", dijo que con éste y otros anuncios Fox hace uso de "los instrumentos más deleznables del presidencialismo que tanto condenó" Es decir, que Fox aprovecha los artículos constitucionales que mayor discrecionalidad le dan al jefe del Ejecutivo y que, admitió, fueron un error del PRI Entre estos artículos se encuentran los que permiten que tome "las leyes fiscales y las convierta en lo que quiera mediante circulares y reglamentos" Sin embargo, el también priista Enrique Jackson, dijo que las modificaciones que busca el presidente son sobre los puntos que aprobaron el PAN y el PRD, no el PRI Es a ellos a quienes "les va a corregir la plana" y no a todo el Congreso, enfatizó Pero el perredista Demetrio Sodi recordó que la lista de artículos suntuarios que ahora pretende modificar Fox, la hizo su partido junto con la Secretaría de Hacienda y Fox estuvo al corriente de todo Añadió que "decir que fue el Congreso el que se equivocó es tener poco valor y un presidente que tiene poco valor, y sé lo que estoy diciendo, es un presidente que preocupa, porque no se puede confiar en él" Por su parte, el líder de la bancada perredista en la Cámara de Diputados, Martí Batres, afirmó que el presidente Vicente Fox "ya perdió su oportunidad legal" para realizar modificaciones a la reforma fiscal Agregó que a Fox le gusta buscar pelea, pues no bien acaba de terminar su pleito con el gobierno del Distrito Federal, cuando inicia otro con el Congreso de la Unión "Todo el tiempo tiene los guantes de box puestos", consideró El legislador perredista dijo que su partido invita a Fox a no lesionar la gobernabilidad del país con sus declaraciones que, dijo, lo único que generan en la opinión pública es confusión, además de que reflejan una "visión autoritaria" Con esas declaraciones, añadió, lo único que se hace evidente es que a Fox "no le gusta el Congreso de la Unión y que añora nostálgicamente, como a la antigua, un Poder Legislativo sometido a la voluntad unipersonal del presidente" El diputado federal se preguntó de qué sirve firmar un acuerdo político nacional si no existe la voluntad presidencial de ir tomando decisiones con los demás sectores de la sociedad y del Estado mexicano "Da la impresión de que sólo se quería la firma de las fuerzas políticas y la foto alrededor del presidente", consideró El legislador perredista aseguró que las declaraciones del presidente Fox tensan aún más el ambiente político y dificultan las negociaciones legislativas, como la que se espera con la reforma del Estado Sobre la reelección de legisladores, cuya propuesta está contenida en la reforma en cuestión, el líder de la bancada perredista dijo que ese es un reclamo del presidente Fox "El es el primer interesado en la reelección y eso nos genera bastante suspicacia "La reelección de los legisladores debilita el sistema de partidos y fortalece a las personalidades por encima de las instituciones, por lo que consideramos que ese no es el camino de la reforma del Estado ni el de una reforma democrática para fortalecer un sistema pluripartidista", abundó En la rueda de prensa también intervino la diputada perredista Miroslava García, quien se quejó por lo que consideró como un abuso de parte de Fox para quedar bien frente a los grupos transnacionales que representan grandes intereses económicos "Por eso consideramos que es muy peligroso que Fox pretenda ejercer un veto que ya no puede aplicar porque ya prescribieron los plazos legales, para beneficiar a grupos empresariales y económicos muy fuertes, incluso de otros países" 21/02/02

Comentarios