Critica la CIDH que la PGR esté bajo el mando de un militar

lunes, 11 de marzo de 2002
México, DF - A pesar de los esfuerzos que, según el presidente Vicente Fox, su gobierno ha hecho en materia de derechos humanos, la opinión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es diferente Al concluir su 114 periodo de sesiones, la instancia concluye que las "promesas incumplidas del gobierno" son parte del panorama de los derechos humanos en México, además de la impunidad, la tortura y la negligencia de las autoridades Al tiempo que se reconoce la creación de una fiscalía especializada en delitos del pasado --que investigará la guerra sucia-- como un paso positivo, la CIDH critica que la Procuraduría General de la República esté a cargo de un militar, habida cuenta que el Ejército mexicano ha atentado en muchas ocasiones y de forma grave contra los derechos humanos en el país "Una de las contradicciones más graves de Fox fue la designación del general brigadier Rafael Macedo de la Concha como procurador, primera vez que un miembro del Ejército ha sido designado para este puesto desde la Revolución Mexicana Esta designación representa un paso atrás para los derechos humanos, el estado de derecho y el control civil sobre los militares", dice el documento de conclusiones Durante el periodo de sesiones, que concluyó este domingo, destacó el informe presentado por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, en el que colaboró largo tiempo la abogada Digna Ochoa, asesinada el 19 de octubre pasado El organismo informó, ante la sede del organismo en Washington, que el gobierno del presidente Vicente Fox no ha cumplido con las recomendaciones hechas por la CIDH, a pesar del discurso que maneja En un documento, el Centro Prodh se manifiesta muy "preocupado" por la exoneración pública que del Ejército mexicano ha hecho en diversas ocasiones el Presidente Vicente Fox, en un par de ocasiones, ha resaltado la lealtad del Ejército y su institucionalidad Además, hace varias semanas aseguró que dicho cuerpo no tuvo ninguna responsabilidad en los hechos del 2 de octubre de 1968, debido a que sólo obedeció órdenes de autoridades civiles, señalamientos que fueron retomados por la CIDH para su informe final Las declaraciones de Fox "parecerían tratar de eximir al Ejército de su responsabilidad en violaciones a los derechos humanos por haber sido civiles quienes tomaron las decisiones y ordenaron los hechos", señala el Centro Prodh Además, asegura que la práctica de la tortura continúa dentro de los cuerpos policiacos El gobierno de Vicente Fox, señala, no ha establecido los mecanismos apropiados para acabar con la impunidad y para reformar el sistema de justicia A pesar del discurso, dice, la reforma profunda del sistema judicial no "está entre las prioridades del nuevo gobierno" Fox tampoco tiene voluntad de que las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército sean juzgadas por tribunales civiles y da mucho poder a los militares, al permitirles la incursión en funciones policiacas Naturalmente, el Prodh cita la ejecución de la abogada Digna Ochoa como muestra de que la práctica de asesinatos políticos sigue vigente en el actual gobierno Además, dentro de este sexenio, dice, ya se han registrado 13 desapariciones forzadas Aún más: la tortura sigue siendo considerada un medio válido para obtener confesiones El informe de la CIDH destaca que son frecuentes las detenciones arbitrarias y la confianza de la población en la Comisión Nacional de Derechos Humanos es baja, puesto que son escasas las denuncias que dicha instancia recibe En resumen, en materia de derechos humanos, concluye la CIDH, "dentro de la nueva administración de Vicente Fox no ha habido cambios sustantivos para poder afirmar un mejoramiento al respecto"10/03/01

Comentarios