Sin imposiciones, países pobres aceptan políticas económicas del FMI y BM: Fox

jueves, 14 de marzo de 2002
México, DF - A pocos días de que inicie la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, en Monterrey, el presidente Vicente Fox aseguró que uno de los consensos que se firmarán irá en el sentido de que los países pobres, los de la "retaguardia", no sufren imposición alguna de parte del Fondo Monetario Internacional y aplican sus recomendaciones en materia económica de forma "voluntaria", debido a que saben qué es lo mejor Los países pobres, aseguró en entrevista con el diario El Universal, saben que para avanzar económicamente y recibir continuos flujos de capital, para tener éxito, lo mejor es seguir las recetas económicas de organismos financieros como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional Esta idea, aseveró, es parte de los consensos alcanzados que se harán públicos en el documento que se firmará en la Cumbre --Consenso de Monterrey-- y que muchos miembros de la sociedad civil han señalado como un dictado del gobierno de Estados Unidos, sin considerar la opinión de otros países Para el presidente Fox, este no es el caso El documento, aunque no muy novedoso, dijo, sí es producto del consenso de todos los participantes Y mencionó algunos de los puntos resultantes del trabajo previo a la Cumbre: "El gran consenso es, primero, que la retaguardia, los países pequeños, aceptan, toman como propia, la necesidad de un manejo disciplinado de sus finanzas, de un ejercicio de gobierno honesto, transparente, con rendición de cuentas "Los países pequeños, los de retaguardia, están tomando como propio el modelo que ha dado éxito a todo el mundo en crecimiento Y, a su vez, los países de vanguardia, las economías líderes, están asumiendo un compromiso de respaldo a esos países de la retaguardia, no sólo porque son pequeños o tengan dificultades económicas, sino para impulsar procesos de desarrollo" Algo similar dijo, por otra parte, en entrevista con el diario La Jornada: " Esta es una reunión a la que viene la retaguardia, los pequeños, con un mensaje doble: por un lado, un reconocimiento de que para que haya crecimiento y desarrollo se requieren políticas económicas sensatas, formalidad en el manejo de las finanzas públicas, disciplina y buena administración" Y, a pesar de que el documento que se firmará en Monterrey no establece un fuerte compromiso de ayuda de los países ricos a los pobres, sino apenas el "deseo" de que las naciones ricas destinen el 07 por ciento del PIB a las naciones pobres, Fox señaló que el compromiso es innegable "Hay un sentido de responsabilidad en las economías líderes del mundo, en el sentido de que se requiere un verdadero esfuerzo solidario, de cooperación y colaboración para empezar a reducir los rezagos del planeta Hay compromisos muy sólidos en temas muy concretos como la reducción de pobreza, la creación de oportunidades, la lucha contra la ignorancia y el analfabetismo" Es un compromiso moral, añadió Según apuntó el primer mandatario, las naciones poderosas suscriben un fuerte compromiso y las naciones pobres se unen al modelo económico dominante de forma totalmente voluntaria "No están aceptando bajo condición u obligados por las circunstancias, es una decisión libre, voluntaria, inteligente Y, a la vez, los países líderes, sin que sea una condicionante, se dan cuenta que para atacar a fondo los problemas de la pobreza y del subdesarrollo hay que respaldar a esos países" Dijo también que los organismos financieros internacionales cada vez dedican más recursos para el apoyo a los programas de desarrollo humano y social "Va creciendo el flujo del financiamiento social comparado con el flujo de financiamiento a la economía, a la industria" Y a pesar de que originalmente se había planteado en el documento puntos importantes, como reducir el pago de servicio de la deuda por parte de los países del Tercer Mundo, que al año es de 200 mil millones de dólares, acuerdo que se echó atrás por presiones de Estados Unidos, Fox dijo sentirse satisfecho por la forma en que el tema quedó plasmado en el documento final Manifestó que el problema de la deuda está "previsto", pues se pretende encontrar soluciones para los países pequeños que están agobiados con una deuda muy pesada En lo general, se trata de buscar "financiamiento sano para un desarrollo sano", dijo A pregunta expresa, señaló que México es, al mismo tiempo, un país rico y un país pobre, pues "venimos de un proceso de impulso de desarrollo y a la vez tenemos una aspiración de participar en las decisiones globales" En nuestro país, agregó, el problema de la deuda ya "no es prioritario", pues es manejable y está "muy bien financiada" Los pobres de México pueden esperar de la Cumbre que el financiamiento sea "un instrumento eficaz para el crecimiento económico y que este crecimiento sea, a su vez, un instrumento eficaz para generar empleos y oportunidades para las familias" Sobre el documento, manifestó que "se ha construido por consenso" y "satisface ampliamente Quizá a algunas personas no les parece suficientemente novedoso, pero toca los puntos fundamentales del financiamiento al desarrollo" De las voces que se oponen a la cumbre, señaló: "Vamos a abrir las puertas a las inquietudes Por eso hay un día dedicado a las ONG, para que hagan sus aportaciones, presenten sus ideas Habrá otro día para los banqueros, empresas, mercados "El foro es de entera libertad, no se coarta ni se inhibe la plena participación Más no se puede pedir", aseguró14/03/02

Comentarios