Indígenas y campesinos "condenados a ser esqueletos que se mueven": Arizmendi

viernes, 15 de marzo de 2002
San Cristóbal de las Casas, Chis - En la misa del próximo domingo, denominada "México levántate", el obispo chiapaneco Felipe Arizmendi se lanzará contra el neoliberalismo y exhortará a los campesinos e indígenas de la entidad a luchar por una vida digna, porque de lo contrario "seremos responsables de que sean hundidos más y más" En el texto de su homilía, adelantado a los medios de comunicación, sostiene que el llamado responde a la necesidad de crear conciencia en estos sectores sobre la marginación en la que viven, pues padecen una desnutrición endémica y "parecen estar condenados a ser esqueletos que se mueven" o a estar sepultados El obispo, que basó el discurso de su homilía en textos del Papa Juan Pablo II, indica en el texto que pedirá a la sociedad "estar siempre del lado de los indígenas", y denunciar cuando se les discrimine, se les utilice o manipule con fines políticos; cuando se violen sus derechos humanos Precisa que con la recomendación anterior "no queremos idealizar o santificar a todos los indígenas, pues algunos caen en el vandalismo, tráfico de drogas y de indocumentados, saqueos y secuestros, y en eso nunca se les debe ayudar o justificar" Porque a los campesinos e indígenas se les puede "utilizar como trampolín para buscar otros fines poco nobles Sólo con el amor de Cristo, de verdad nos importarán los pobres; no se les manipulará, sino que se les ayudará a resucitar", señala, el sucesor de Samuel Ruiz Sostiene que el Pontífice del Vaticano ha pedido la reconciliación de indígenas y mestizos "para evitar enfrentamientos y odios raciales" De las frases a favor de los indígenas y campesinos, Arizmendi pasa al plano nacional; asegura que la sociedad mexicana "parece estar atada con vendas, como Lázaro en la tumba, pues no puede caminar con libertad" Detalla que dichas ataduras son: la recesión económica, el retraso de las reformas sociales y políticas, el individualismo, la ambición desmedida de poder y "el sistema económico al que estamos encadenados" "Es un sistema que está haciendo referencia a una concepción economicista del hombre, considera las ganancias y las leyes del mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y los pueblos", apunta, aludiendo, como explica, a un texto del Papa Arizmendi clama "por un cambio en la economía globalizada", porque el neoliberalismo se ha convertido en una justificación ideológica a la marginación de los débiles; cada vez hay más pobres en el país "Los responsables de la estructura económica y de la reforma política, deberían dejarse tocar el corazón por el amor, que se encuentra en Jesús, para que desaten los nudos y las vendas que impiden a México levantarse y avanzar En vez de querer hacer triunfar sólo intereses o criterios personales y de grupo, que nos importe más el bien del país, para que haya resurrección y vida digna para todos", señala el texto de su homilía Ante ello, pide que se alienten las iniciativas necesarias para reactivar el diálogo de paz en Chiapas, "que se resucite la esperanza", en lugar de poner obstáculos para que el país se levante de la postración Exhorta a la sociedad a colaborar "para construir la patria nueva que todos anhelamos" 15/03/02

Comentarios