En el caso Pemex, el objetivo era dañar al PRI: Barttlet

miércoles, 20 de marzo de 2002
México, D F- Mientras la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) llamó al Revolucionario Institucional (PRI) a no politizar el asunto de las investigaciones sobre recursos de Pemex que se habrían canalizado a su Tesorería, el senador priista Manuel Bartlett afirmó que el asunto ha demostrado su dimensión política y que lo que se perseguía era dañar al PRI, sobre todo después de que las tres personas arraigadas por su presunta relación con el fraude ya fueron puestas en libertad Este miércoles, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que los excolaboradores de la campaña proselitista que realizó Francisco Labastida Ochoa en el 2000 se mantienen en una casa de seguridad después de que se les levantó el arraigo, a causa de que se convertirán en testigos protegidos Bartlett rechazó esa figura que, refirió, ah sido criticada por la Suprema Corte con severidad, y censuró la manera como se realizan las investigaciones Las autoridades recurren al "aparato más confidencial y más puro para el crimen organizado al investigar la cuestión sindical" en Pemex, aseveró el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado La realización de una indagatoria sobre la supuesta relación de priistas con fraude contra Pemex en el que la dirigencia sindical y la dirección de la paraestatal estarían relacionados, fue revelada justo cuando el PRI atravesaba el proceso de renovación de su dirigencia Por ello, los priistas se quejaron de que el gobierno federal procedió a partir de cuestiones políticas Sin embargo, este miércoles, fue el partido que está en la presidencia de la República el que llamó a no hacer manipulaciones de tal índole con respecto al supuesto desvío El presidente nacional panista, Luis Felipe Bravo Mena, exigió "no dar respaldos políticos" en este asunto "Lo que tenemos que hacer es respaldar y apoyar el Estado de derecho", respetar la "verdad jurídica" que se derive del caso, comentó mientras que el dirigente del PRI, Roberto Madrazo, dijo el martes que dejaría que la ley fuera la que tuviera la palabra En diferentes escenarios, Bravo Mena y Bartlett también se refirieron a la postura del mandatario michoacano, Lázaro Cárdenas Batel, acerca de la posibilidad de dar cabida a la inversión privada en Pemex Bartlett quiso aclarar que el que Cárdenas Batel se haya manifestado por ese tipo de apertura en la industria petrolera no significa que así lo considere el PRD como partido Y mientras el senador defendió a todos los sectores industriales nacionales que son manejados por el Estado, Bravo Mena vio como positiva la actitud del gobernador, ya que, expresó, muestra que comienzan abrirse criterios que eran "muy cerrados" Bravo Mena reiteró: "no está en la propuesta panista la privatización de la Comisión Federal de Electricidad ni de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro", ya que si bien es necesario abrir espacios para la participación privada, el Estado no debe perder la rectoría de las mismas Agregó que la postura de Cárdenas Batel, nieto de quien nacionalizó el petróleo, el expresidente Lázaro Cárdenas, es un aliciente para que se pueda entablar un diálogo nacional al respecto 20/03/02

Comentarios