México, sumiso ante EU en materia ambiental: Greenpeace

miércoles, 20 de marzo de 2002
Monterrey, N L (apro)- El gobierno mexicano es sumiso ante Estados Unidos, aseguró Raúl Benet, presidente de Greenpeace México: culpó a las autoridades federales de no defender los recursos naturales como el agua, sino que los negocia sin contemplar las graves consecuencias a corto plazo "Vemos que hay una gran subordinación de México hacia los intereses de Estados Unidos, debido a la política ambiental federal Nosotros pensamos que una manera digna nacional debería consistir en defender decididamente los recursos naturales, pero tal parece que se están poniendo en la mesa de negociación, como si fueran "estampitas para cambiar", aseguró el entrevistado, quien participará como organismo no gubernamental en la Conferencia Internacional sobre Financiamiento para el Desarrollo, que se realiza en la ciudad de Monterrey El dirigente del organismo dijo estar consciente de la agenda binacional que tiene México con Estados Unidos sobre narcotráfico, migración y terrorismo, pero puntualizó que los recursos naturales se usan como algo que se puede dar, como cosas totalmente negociables "Están a discusión esos asuntos, pero el gobierno norteamericano le dice al mexicano: ?¡Oye, quiero tu agua!?, y le responden que no se preocupe, pues se la dan Incluso le dan nuestro aire, ya que el gobierno mexicano permite la construcción de termoeléctricas norteamericanas en el lado mexicano, igual ocurre con las maquiladoras", añadió En muchos otros casos, afirmó que México demuestra que está dispuesto a entregar parte del patrimonio nacional, como lo es el medio ambiente, el agua, el suelo "Todo parece que es muy negociable: el agua no importa, los derechos humanos no importan; tampoco importa la calidad de vida de los mexicanos, sino lo que importa es abrir los mercados Los recursos naturales quedan por abajo en la lista de las prioridades y son evidentemente negociables", comentó Para Raúl Benet es claro que Estados Unidos quiere que México sea sumiso en su política para perseguir a narcotraficantes, a terroristas, y sostuvo que esos asuntos son los que realmente se están discutiendo "A la cuestión del agua realmente no le dan ninguna importancia Y eso está provocando un conflicto binacional fronterizo, a través del problema del líquido y que se va a agravar más cada día "Yo no creo que los presidentes de México y Estados Unidos tomen a consideración el problema del agua en esta conferencia internacional, pues están viendo otra agenda: están viendo qué privatizan del sector energético para vendérselo a Washington Y esa es una de las principales preocupaciones de Vicente Fox: cómo hacerle para vender más petróleo y electricidad, pues supuestamente la Unión Americana los necesita, pero en realidad infló sus índices de necesidad de energía y, ante ello, el gobierno mexicano ve una oportunidad para venderle", argumentó La carencia de agua consideró que será la fuente más importante de conflicto en un futuro inmediato, pues es el recurso más preciado, y añadió que, sin duda, se va a convertir en una situación muy grave, en la medida en que continúe el calentamiento del planeta Sostuvo que la zona fronteriza es una zona desértica que carece de agua y que no cuenta con mucha precipitación "En la medida que se haga una extracción desmedida del agua y se agudice el calentamiento climático, eso se convertirá sin duda en un conflicto Como Greenpeace México pedimos detener el calentamiento global del planeta para reducir la presión sobre el agua El calentamiento global va a tener un gran impacto en las regiones secas y desérticas, y más donde existan asentamientos humanos, pues serán los primeros en ser afectados por el cambio climático", concluyó 19/03/02

Comentarios