Por corrupción, cierran la oficina de licencias en la delegación Miguel Hidalgo

lunes, 25 de marzo de 2002
México, DF - Debido al elevado grado de corrupción existente en la oficina de licencias de la delegación Miguel Hidalgo, y ante la inacción del gobierno del Distrito Federal, el jefe delegacional, Arne aus den Ruthen Haag, determinó cerrar por tiempo indefinido esta oficina y poner a los 35 funcionarios a disposición del área de recursos humanos En conferencia de prensa, el panista dijo que desde hace un año documentó la red de corrupción en la oficina de licencias y presentó la denuncia correspondiente ante la autoridad local, pero hasta la fecha no ha habido respuesta Por ello, y ante una situación que representa para los corruptos ingresos por un millón de pesos al mes, determinó cerrar la oficina y someter a los funcionarios a investigación por parte de la oficina de recursos humanos de su demarcación Se presume, señaló, que los 35 empleados participaban del dinero extorsionado a los usuarios, pero que, de no ser así, en todo caso hay responsabilidad por omisión y complicidad, pues ante los obvios manejos, controlados por el jefe de la oficina, nunca hubo una denuncia de parte de un solo funcionario El jefe de oficina, Antonio Dueñas, informó Ruthen Haag, recibía frecuentemente, de parte de sus subordinados y de los propios usuarios, paquetes con diversas cantidades de dinero Todo ello, aseguró, está registrado en video "La investigación presentada hoy incluyó una filmación que durante varias semanas de marzo, febrero y enero de 2001 se dio en el módulo de licencias de conducir y control vehicular Las imágenes ya editadas en cuadros permiten ver con mayor rapidez el objeto de la investigación Reflejan el manejo corrupto y las transacciones ilegales en esa oficina En el video se observa cómo el jefe de oficina recibe de sus colaboradores, y en ocasiones de los propios usuarios del servicio, paquetes que él mismo desenvuelve, con las manos debajo de la mesa Invariablemente tira el papel al bote de la basura y comienza a contar el dinero, que deposita finalmente en el cajón de su escritorio y en ocasiones, incluso, en la bolsa de su pantalón", explicó el delegado Luego, refirió que desde hace un año presentó la denuncia ante la fiscalía de servidores públicos y la Procuraduría, sin que se le haya dado respuesta "¿Qué pasa, señor fiscal especial para delitos fiscales? Su silencio y su lentitud dan visos de complicidad ¿Qué pasa maestro Bátiz? ¿Tiene usted de verdad un compromiso para combatir la corrupción a fondo? ¿Qué va a suceder, López Obrador, con sus colaboradores que no dan una en el combate a la corrupción?", cuestionó Apuntó que se calcula que los ingresos por "mordidas" se elevaban a 50 mil pesos diarios, es decir, alrededor de un millón de pesos al mes, el cual era repartido entre todos los empleados Agregó que aun cuando haya habido alguno que no recibió dinero, en todo caso hubo muchos que guardaron silencio y por ello también son culpables de omisión y encubrimiento La investigación que se ha iniciado, puntualizó, deslindará las respectivas responsabilidades25/03/02

Comentarios