Exigen en NL anular elección interna del PRD

jueves, 28 de marzo de 2002
Monterrey, N L (apro)- Por supuestas irregularidades cometidas por el Comité Estatal, militantes del Partido de la Revolución Democrática pidieron la anulación en Nuevo León de los comicios internos efectuados el domingo 17 de marzo, donde fueron elegidos los dirigentes a nivel nacional, estatal y municipal Socorro Ceseñas, candidata perdedora a secretaría general por la planilla 4, denunció que la dirigente del PRD en el estado, Lucilda Pérez Salazar, incurrió en múltiples irregularidades en el proceso del 17 de marzo, por las que no solamente debería ser sancionada, sino hasta expulsada de la organización del sol azteca Señaló que Pérez Salazar estatutariamente estaba imposibilitada para ser candidata en las elecciones y lo fue como aspirante ganadora a consejera nacional por la planilla Uno, cuando el reglamento interno señala que un dirigente no puede postularse en elecciones internas Dijo que Pérez Salazar convocó a conferencia de prensa el lunes 25 de marzo para dar a conocer que la ganadora de las elecciones internas para la presidencia estatal del PRD era Sandra Guerra Garza; y que ella misma, quien forma parte de esa primera planilla, era elegida consejera nacional "La profesora Lucilda incurrió en faltas gravísimas al pronunciarse ganadora, lo cual es absolutamente antirreglamentario, ya que ella no es la instancia adecuada y eso debe ser dado a conocer únicamente por el Servicio Estatal Electoral Además, ella no podía ser postulada como candidata, ya que es dirigente, lo cual viola flagrantemente los reglamentos", señaló Ceseñas agregó que como prueba de otra inconsistencia legal del proceso, existe una constancia escrita en la que se comprueba que Pérez Salazar autorizó la sustitución de funcionarios en una casilla en el municipio de Allende, cuando ella no era la instancia adecuada Acompañada por integrantes de la planilla 4, la aspirante comentó que durante la elección de ese domingo, fueron detectadas irregularidades en una cantidad significativa de las 70 urnas distribuidas por los 51 municipios de Nuevo León, donde hubo unos 4 mil 500 sufragios Si se confirma la anulación del 20 por ciento de las casillas, la elección debería ser efectuada de nuevo Reseñó que días después de los comicios, el centro de cómputo del PRD en Nuevo León fue asaltado por desconocidos, quienes se robaron boletas que aún no eran contabilizadas, así como paquetes electorales enteros que todavía no habían sido pasados por escrutinio "Como prueba de ello es que agarramos a estas personas con las manos en la masa Vimos a los ladrones y alcanzaron a huir, pero al ver lo que habían hecho nos dimos cuenta de que, casualmente, se habían robado boletas de casillas que creíamos nos podían favorecer y de las cuales desaparecieron boletas", dijo Agregó que las actas de la elección para dirigente nacional no pudieron ser violadas, ya que cuando ocurrió el hurto ya habían sido enviadas para su contabilidad en la Ciudad de México "Nosotros decimos que la profesora Lucilda Pérez incurrió en múltiples irregularidades en este proceso electoral que fue sucio y nada legal Pedimos su expulsión así como la de quienes la ayudaron Ya ha habido otros sancionados a nivel nacional y no vemos por qué aquí no se pueda hacer lo mismo", apuntó 28/03/02