Teme exguerrillero que la fiscalía no identificara a culpables de la guerra sucia

jueves, 28 de marzo de 2002
Acapulco, Gro (apro)- Arturo Gallegos Nájera, exmiembro de la Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), expresó su temor porque las investigaciones de la Fiscalía sobre los cientos de desapariciones y muertes políticas durante los años setenta, no llegue a los responsables plenamente identificados por las víctimas y sus familiares, como ocurrió con las indagatorias que realizó la CNDH La falta de avances se contrapone con las declaraciones del gobierno federal de tener disposición para esclarecer los crímenes del pasado, afirmo Gallegos Nájera, en cuya familia se cuentan seis personas desaparecidas durante la llamada "guerra sucia" En Guerrero se han documentado más de 400 desapariciones, de las que la CNDH sólo exploró 380 casos "Tengo entendido que el principal problema por el que no hay avances es porque no se ha formado el comité de apoyo de la Fiscalía, porque el fiscal (Ignacio) Carrillo Prieto no ha podido convencer a excombatientes y a miembros de organizaciones no gubernamentales de derechos humanos que ha llamado a participar, porque no ha dado muestras de tener interés en llegar hasta las últimas consecuencias", dijo Gallegos Nájera, quien participó también como base de apoyo del Partido de los Pobres (Pdlp) Desconfiado de los resultados finales a los que se pueda llegar con la fiscalía especial para la investigación de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante los años setenta y principios de los ochenta, el exguerrillero amnistiado en 1981 consideró que "por la manera en que se está manejando, tal parece que va a ocurrir lo mismo que con el trabajo de la CNDH; con ella colaboramos para que tomara testimonios, se dieron nombres concretos de los responsables de detenciones y desapariciones, se presentaron testigos de estas situaciones, y en la recomendación no se mencionan todos los personajes que fueron identificados como los operadores de las desapariciones" Destacó que con el retraso que la fiscalía le está dando al inicio de las investigaciones de las desapariciones políticas, "parece que detrás de todo hay una intención de que se nos olviden nuestros muertos y desistamos de la lucha" Esos elementos "nos permitirán acudir a las instancias internacionales como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que para dar entrada a nuestras denuncias nos exige que comprobemos que en nuestro país se agotaron todas las instancias legales para esclarecer las desapariciones, pero que no se resolvió nada", agregó Con un grupo de otros cuatro excombatientes del Pdlp y de las FAR, Gallegos Nájera publicará próximamente un libro que "pretende recuperar la historia perdida" de estos movimientos armados, tan poco documentados El libro será editado por la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), que retrasó la edición debido al proceso electoral interno para elegir rector "La idea es que los protagonistas de esta parte de la historia de México y de Guerrero, den a conocer información que se ha estado en el olvido o que se ha tergiversado", puntualizó Gallegos Nájera manifestó que no está convencido de que "este libro pueda servir a la fiscalía para el esclarecimiento de los crímenes, porque esa no es la intención, pero podría servirle, al menos, para entender cuáles fueron los motivos que tuvimos para empuñar las armas, no para justificar las desapariciones y asesinatos del Estado" Funcionario de la UAG, Gallegos Nájera expresó que al iniciar el proyecto advirtió que "hay temor en los excombatientes para escribir sobre esta parte de la historia de nuestro país; todavía se piensa que puede haber represalias" Cuenta que en principio convocó a todos los sobrevivientes de las guerrillas de Lucio Cabañas y Carmelo Cortés, comandantes en jefe del Pdlp y de las FAR, pero que sólo acudieron 15 "De éstos, sólo 10 nos dedicamos a trabajar en serio, después quedamos cinco, el resto fue saliéndose del grupo argumentando que un texto como el que planteábamos podría traerles problemas", revela El texto, compuesto de 360 cuartillas, pretende colocar la lucha que emprendieron guerrilleros de los años setenta "en el lugar que merecen, en el de héroes anónimos" que colaboraron en la democratización del país "No se puede negar que si se abrieron los espacios políticos no fue por gracia del estado ni por arte de magia, fue por la lucha de quienes decidimos empuñar las armas para lograr un México más justo, ese era nuestro objetivo", concluyó 28/03/02

Comentarios