Investigará el GDF la participación de uniformados en la toma de Excélsior

lunes, 4 de marzo de 2002
México, DF - Luego de haberse registrado, este domingo, la toma de las instalaciones del periódico Excélsior, por parte de cooperativistas inconformes y elementos de la Policía Auxiliar del Estado de México, el Gobierno del Distrito Federal determinó investigar cuál fue el verdadero papel de los uniformados en el incidente, informó el subsecretario de gobierno, Alejandro Encinas En entrevista, el funcionario manifestó que en el conflicto que se suscitó el domingo en el diario Excélsior se registraron varias irregularidades, entre ellas la indebida participación de la policía del Estado de México en una acción dentro del Distrito Federal Encinas señaló que es probable que los elementos mexiquenses hayan incurrido en delitos del orden federal, como actuar fuera de su jurisdicción, portar armas de uso reglamentario y usar vehículos oficiales para una acción no autorizada Este caso, en el que una corporación policíaca ajena a la entidad participe en la toma de instalaciones de alguna institución local, no tiene precedentes, dijo Sin embargo, aclaró que de ninguna forma los hechos del domingo echarán a perder la relación que existe entre los dos gobiernos En su opinión, no se trata de una acción provocada por el gobierno del Estado de México, sino probablemente una acción particular de ciertos elementos que pensaron que era fácil "contratarse" para ayudar en la toma del periódico y así ganar un dinero extra Asimismo, apuntó que ya se ha establecido contacto con su homólogo mexiquense, Manuel Cadena Morales, quien le prometió que este caso se investigará a fondo Hasta el momento, dijo Encinas, los 18 policías que incursionaron en el periódico --que enfrenta serios conflictos desde hace meses-- siguen a disposición del Ministerio Público, junto con 23 civiles que también participaron en los hechos Todos ellos fueron denunciados por cooperativistas del periódico, informó, aun cuando algunos delitos se persiguen de oficio El domingo, trabajadores de Excélsior, que fueron suspendidos de sus derechos como cooperativistas, tomaron durante tres horas las instalaciones del periódico, ayudados por 18 policías armados Al ingresar al inmueble se registraron algunos disparos y enfrentamientos a golpes entre los que ingresaron y los trabajadores que buscaban impedir su acceso Luego de consumada la toma del edificio, la policía capitalina lo cercó, mientras agentes de elite de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría local ingresaron para sacar a los intrusos El resultado: 41 personas detenidas, de los cuales 23 son trabajadores y 18 policías Estos pertenecen al sector 26 de Tlalnepantla, Estado de México De acuerdo con el director de Seguridad Pública del Estado, Carlos Iriarte, los policías iban desarmados y acudieron "engañados", pues pensaban que los contrataban para "cuidar unos muebles" "Los guardias no sabían de qué se trataba, pero con el intercambio de información se aclaró No tienen nada que ver en el asunto; sin embargo, los quisieron ver inmiscuidos", dijo No obstante, de acuerdo con las declaraciones que Encinas hizo este lunes, los policías sí iban armados Los trabajadores eran dirigidos por Alfonso Millares y José Luis Monroy, según informó el presidente del Consejo de Administración del rotativo De acuerdo con otro de los trabajadores que tomaron el diario, Juan Rodolfo Rodríguez, la toma se hizo para hacer cumplir una resolución judicial para reinstalar en su cargo a la exdirectora, Patricia Guevara, destituida el 31 de diciembre, y a los otros exmiembros del Consejo de Administración04/03/02