La Ley Indígena significa avances para las etnias de México, insiste Fox

miércoles, 6 de marzo de 2002
Municipio del Nayar - El presidente, Vicente Fox, insistió en que la Ley Indígena recientemente aprobada significa avances para las etnias de México, cuyos derechos son respetados, mientras que otros funcionarios de su gabinete admitieron que, pese a esa disposición, persisten los rezagos Por eso, al poner en marcha el Programa Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 2001-2006, Fox pidió a éstos hacer de lado las desconfianzas y los recelos Se requiere un trabajo conjunto para lograr un diálogo democrático, planteó el jefe del Ejecutivo que ha sido censurado por los pueblos indígenas y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) por concretar una reforma constitucional en materia de derechos y cultura indígenas en la que no se satisfacen las exigencias de los pueblos autóctonos Sin embargo, en Nayarit, Fox sostuvo que "debemos aceptar que la Reforma Constitucional recién aprobada tiene avances importantes" En tanto en el Congreso surgió una propuesta de contrarreforma a esa disposición, según la cual se exige que sea legalizado el proyecto original de ley indígena ?que formuló la Comisión de Concordia y Pacificación--, Fox destacó que la legislación vigente en la materia permite a los afectados intervenir de manera directa en las acciones del gobierno que les conciernen De esta forma, el presidente evadió la pregunta que le hizo el historiador Miguel León Portilla respecto a su disposición a apoyar la contrarreforma Afirmó que, además de reconocer que los indígenas no deben ser "separados" de su identidad cultural, el gobierno también está dispuesto a seguir "trabajando duro parar llevar escuelas, centros de salud, vivienda, trabajos dignamente remunerados y oportunidades a los lugares en los que hace falta" Fox ubicó al Programa Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas 2001-2006 como parte de las acciones en pro del desarrollo "igualitario" en el país; "donde todas y todos gocen de las mismas oportunidades para desarrollarse plenamente y para que lo hagan de acuerdo a sus propias maneras de vivir y organizarse en sociedad", comentó Sostuvo ante los indígenas que acudieron a la ceremonia que no les hacía falsas promesas; les dijo que fue a ponerse "de su lado para trabajar unidos" y no dar continuación a las tendencias paternalistas Presente en el evento, la titular de la Oficina para los Pueblos Indígenas, Xóchitl Gálvez, quien ha reconocido las deficiencias de la ley indígena, aseguró que el programa instalado se apega a las demandas de las etnias y es la concreción de los compromisos gubernamentales "Le estamos apostando con este programa a disminuir el rezago económico y social de los pueblos indígenas, elevar su calidad de vida y sus niveles de bienestar, pero sólo será posible con el concurso efectivo de estos grupos como agentes plenos de desarrollo", manifestó la funcionaria Dijo que sólo con el compromiso institucional se abren "los cauces pacíficos" para las demandas del sector; anotó que la autonomía y libre determinación son fundamentales para que los indígenas tengan oportunidades Y mientras Gálvez reconoció que los rezagos que padecen los indígenas podrían rebasar a programas como el que instaló el presidente, el director del Instituto Nacional Indigenista, Humberto Aldaz, hizo referencia a las deficiencias de la ley indígena: los pueblos autóctonos todavía no son reconocidos como "sujetos de derecho", lo cual les permitiría superar la exclusión Aldaz se pronunció, asimismo, por el reconocimiento de los patrimonios territoriales indígenas y la creación de mecanismos que los incorporen a la participación democrática 06/03/02

Comentarios