Ejecutivo vs. Legislativo, "juego de vencidas": AMLO

miércoles, 10 de abril de 2002
México, DF - Luego de la negativa del Senado de la República de dar permiso al presidente Vicente Fox para hacer un viaje al extranjero, decisión sin precedente en México, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, señaló que, al parecer, el primer mandatario "está solo" y su equipo político no lo apoya Una vez más, en señalamientos que parecen apuntar al secretario de Gobernación, Santiago Creel, con quien López Obrador ha tenido ya algunos roces, el mandatario local aseguró que el presidente Vicente Fox necesita quien lo "ayude" a hacer política con el Poder Legislativo "Tengo la impresión que el presidente está solo, que no hay quien lo ayude a hacer la política en el país" dijo En su diaria conferencia de prensa, López Obrador consideró que la negativa del Senado para que Fox viaje a Canadá y Estados Unidos podría afectar el interés del país Y, como en otras ocasiones, consideró que esta situación revela que el primer mandatario no recibe suficiente apoyo, información ni colaboración de parte de su equipo, al grado, dijo, que seguramente la determinación del Senado le tomó por sorpresa "Estoy seguro que ayer el presidente ni se imaginaba que esto iba a suceder y esto no es posible Si se iba a llegar a esto y a tiempo se hubiese detectado, yo estoy seguro de que el presidente hubiese hablado con los senadores, pero nadie le advirtió" Luego, agregó un reproche: "Es lamentable que sucedan las cosas y que nadie esté atento, que nadie esté previniendo, que nadie esté haciendo política" para el presidente, dijo "¿Quién le ayuda al presidente en esto?", cuestionó Y esta no es la primera vez que López Obrador manifiesta que a Fox no se le da apoyo por parte de su gabinete Además ha dicho, con todas sus letras, que en la secretaría de Gobernación no le obedecen al presidente y que a Creel, más que secretario de Gobernación, debería llamársele "secretario de la facción", pues representa a una facción del PAN que no está a favor de Fox Este miércoles, el jefe de gobierno deploró que el "juego de vencidas" que se ha dado entre los poderes Legislativo y Ejecutivo en fechas recientes devenga en daño al interés general, como es el caso de la cancelación de un viaje al extranjero Las diferencias entre poderes y partidos son normales, dijo, pues son fruto de la democracia, de la transición política y la división de poderes Sin embargo, aconsejó, se tienen que evitar porque se pone en riesgo el interés general, se debe cuidar al país Una forma de hacerlo, agregó, es hacer más política y diplomacia con los legisladores El Ejecutivo --siguió-- tiene que convencer al Legislativo de que sus propuestas son adecuadas, debe persuadirlo, y para eso hace falta que haya manejo político, pues no debe olvidarse, dijo, parafraseando a Fox, que "el Ejecutivo propone y el Congreso dispone" Pero el jefe de gobierno no hizo un solo comentario a la reacción de Fox, quien dijo que el PRI se opone al cambio por el que votaron los mexicanos y que por eso bloqueó su viaje a América del Norte Esto, a pesar de que la negativa también la votaron tanto el PRD como el PVEM López Obrador pidió "no dramatizar" el suceso, ya que en realidad, aseveró, sí se están dando pasos importantes en la transición política Y es que, luego de la negativa, el presidente Fox difundió un mensaje a la nación para quejarse, y este miércoles, tanto Creel como el canciller Jorge Castañeda, protestaron por la decisión del Senado de la República El gabinete "no es foxista" El 1 de febrero pasado, recién registrado el incremento a las tarifas eléctricas, López Obrador manifestó, sin que mediara provocación, que en el gabinete de Fox debía haber un ajuste, porque sus integrantes "no están ayudando" "No veo dónde está el foxismo", resumió La gente que trabaja con el presidente no ayuda a éste porque "son de pensamiento salinista, zedillista", dijo entonces, Días más tarde, el 11 de ese mes, el mandatario capitalino anunció el relevo de mando en la Secretaría de Seguridad Pública Leonel Godoy, dijo, será sustituido por Francisco Garduño Este anuncio lo hizo mientras Fox se encontraba fuera del país y su decisión motivó una fuerte respuesta por parte de la Secretaría de Gobernación La noche del martes 12, esa dependencia informó, en comunicado de prensa, que el gobierno federal no tenía "notificación oficial" sobre relevo alguno dentro de la SSP local "El presidente de la República no ha sido notificado oficialmente sobre ningún relevo ni ha recibido información alguna acerca de los programas y avances en materia de seguridad pública en el Distrito Federal", decía el comunicado Le recordó, además, que nombrar al secretario de Seguridad Pública es "facultad exclusiva del presidente" Esta precisión le pareció a López Obrador gratuita y motivada, más bien, por un deseo del gobierno federal de responder a las críticas que había hecho por los aumentos a la energía eléctrica Además, la Segob deslizaba en su comunicado una crítica al estado de la seguridad pública en la capital y aseveraba que el gobierno local no le había informado del estado de la misma, tal como es su obligación Sin embargo, el problema no se detuvo ahí, sino que llegó a descalificaciones mayores entre Creel y López Obrador, antiguos rivales políticos por la jefatura del Gobierno del Distrito Federal Creel no "obedece" a Fox Molesto, López Obrador declaró, el 14 de febrero, que detrás de las reprimendas a su administración se encontraba la mano de un "jefe panista" que actuaba a través de la Secretaría de la Facción, como llamó a la Segob, que el miércoles 13 por la noche emitió un nuevo comunicado criticando que el anuncio del relevo de funcionarios se haya dado primero públicamente, cuando es obligado notificar antes al gobierno federal Interrogado al respecto, López Obrador dijo que detrás de estos comunicados y señalamientos se encuentra un "jefe panista" que opera desde la secretaría de Gobernación, al margen, dijo, de lo que ordene el presidente En esa dependencia, puntualizó, "están actuando como panistas y ni siquiera representan a todo ese partido" Más adelante, el perredista dejó en claro que al hablar de un "jefe" panista aludió a Diego Fernández de Cevallos, senador que no simpatiza con Fox Dejó entrever también que Creel, titular de la Segob, más que obedecer al presidente, obedece al excandidato presidencial panista Dentro del gobierno federal existe "desorden y desparpajo", apuntó, y ni siquiera el presidente Fox es obedecido dentro de la Secretaría de Gobernación, a la que habría que cambiarle el nombre a "Secretaría de la Facción", ironizó Así, deslindó al presidente de lo que calificó un enfrentamiento orquestado intencionalmente para tapar el escándalo generado por las alzas a la luz "Quieren pleito para que las ocho columnas de los periódicos estén en eso y pase lo del agravio a la ciudadanía por el aumento", dijo Horas más tarde de estas declaraciones, el entonces secretario de Desarrollo Económico, Alejandro Encinas, le puso nombre al responsable del conflicto, nombre que López Obrador sólo había insinuado Santiago Creel, dijo aquél, es el responsable de provocar un "enfrentamiento absurdo" entre dos gobiernos que se "llevan bien", que colaboran bien, sobre todo en materia de seguridad pública, Creel, dijo Encinas, está respondiendo a otros intereses que no son ni los del país ni los del presidente de la República "Es realmente lamentable lo que está pasando y más lamentable aún la actitud que está tomando el secretario de Gobernación, que está actuando más en función de interés de grupo, que haciendo un trabajo institucional", señaló, en alusión a la cercanía que, según rumores, existe desde hace tiempo entre Creel y Fernández de Cevallos La actitud de Creel deteriora la buena relación que se había construido en materia de seguridad pública, señaló Creemos que en estos momentos de transición lo más importante es consolidar la gobernabilidad, y "si el secretario no está apto para garantizar la gobernabilidad y construir nuevas relaciones entre el gobierno de la ciudad y el Gobierno federal, debería dejar su cargo", anotó Luego de renunciar, ironizó, Creel podría irse a trabajar al despacho de Diego Fernández de Cevallos Sería un bien para el país y para su propio partido La respuesta de Creel Luego de ser calificado de "faccioso" por López Obrador, Creel manifestó, el 15 de febrero, que es más faccioso aún comportarse fuera de la ley y sin "urbanidad política" "Con descalificaciones no se va a arreglar el problema de la seguridad pública que padecemos los capitalinos", señaló, centrando el conflicto en el tema de la seguridad y no en el de las alzas a la luz, tal como lo había hecho el gobierno local Molesto, reclamó a López Obrador sobre el relevo en la SSP, ya que no hubo "urbanidad política y tampoco se cumplieron los preceptos constitucionales al haber aceptado la renuncia y haber hecho un planteamiento antes de que el propio presidente de la República pudiera tomar una decisión al respecto" El funcionario se refirió así a las declaraciones que emitió el jefe del gobierno capitalino horas antes, cuando señaló que nada le impedía informar primero a la prensa sobre la propuesta de quien sería el nuevo titular de la SSP, luego de la renuncia de Leonel Godoy "Nadie podría calificarme de faccioso cuando se está pidiendo que se cumpla la ley Faccioso es querer permitir que la criminalidad de esta ciudad quede como ha estado últimamente", dijo Poco después, el conflicto se solucionó a nivel de mandatarios Fox escribió a López Obrador para decirle claramente que no aprobaba la postulación de Francisco Garduño Ambos se reunieron y del encuentro salió la propuesta de que Marcelo Ebrard se hiciera cargo de la SSP, lo que complació a Fox El nombramiento finalmente prosperó Sin embargo, el pleito entre Creel y López Obrador no terminó Creel se manifestó contento de que el jefe de gobierno hubiera "rectificado" su postura, pero criticó haber politizado la situación en función de sus intereses Ahora, a casi dos meses de finiquitado ese asunto, el jefe de gobierno volvió a la carga en contra de Creel Analistas aseguran que estas confrontaciones perfilan una futura contienda presidencial entre ambas figuras, pues tanto López Obrador como Creel aspiran a la candidatura presidencial por sus respectivos partidos para el 2006, y sus respectivas jugadas tendrían el objeto de debilitar, ya desde ahora, a su oponente

Comentarios