"Intocable", el derecho de huelga en la reforma laboral, según Abascal

jueves, 18 de abril de 2002
México, DF - A pesar de que todavía no hay un documento terminado sobre una eventual reforma a la Ley de Trabajo, los actores involucrados ya debaten en los medios sobre sus alcances y ponen sus condiciones El secretario del Trabajo, Carlos Abascal, negó que sea verdad lo que dicen algunos líderes sindicales: que se pretenda acabar con las conquistas laborales y hacer una ley a modo del empresariado En entrevista con el diario El Universal, Abascal Carranza manifestó que durante las conversaciones que se han tenido con el sector empresarial y el obrero, se han abordado temas polémicos como el salario por hora, el derecho de huelga, ampliación de la jornada laboral y otros, pero no se han alcanzado consensos "Hemos estado trabajando los temas importantes, pero una cosa es que se aborden los temas importantes y otra cosa es que se consensen los temas importantes, ese proceso final saldrá de la mesa central de decisión y esa será la encargada de hacer las propuestas definitivas al Ejecutivo federal", comentó Sobre los señalamientos en el sentido de que el gobierno pretende "flexibilizar" la ley laboral a favor de la parte patronal, Abascal dijo que, a través de las discusiones para elaborar el proyecto de reforma laboral, los sectores involucrados "están llevando a cabo una serie de consensos que pretenden crear condiciones que generen empleo digno, la capacitación, la productividad, la competitividad, la mejoría del nivel de vida de los trabajadores, la impartición de justicia, pero de ninguna manera se trata de flexibilizar como se entiende en los mercados mundiales" Aseguró que derechos como la indemnización en caso de desempleo y el derecho de huelga serán "intocables" En el último caso, apuntó, se introducirán algunos elementos que den "mayor certeza jurídica" a la huelga Pero nada en lo absoluto se ha acordado, nada se ha decidido, todo está en pláticas, nada más, insistió De la jornada laboral, que la parte obrera aseveró que se pretende hacer de 10 horas sin derecho a tiempo extra, Abascal apuntó que en la actualidad hay esquemas laborales que exigen una adecuación de la jornada, sin que esto signifique que el concepto central se cambie "No es flexibilidad en los horarios, sino adecuación en las jornadas de trabajo, a conveniencia de trabajador y empresarios Adecuación a una mejora de los procesos productivos o de servicio a la comunidad, en caso de los comerciantes, en caso de los hoteles, pero a conveniencia de trabajadores y empresarios" Agregó que quitarle a la ley "rigideces verdaderamente inaceptables" no es flexibilizarla, tal como se ha venido manejando Finalmente, anotó que no entraría en especulaciones políticas Los partidos de oposición ya han advertido que no aprobarán la reforma laboral, aun cuando el proyecto no está elaborado Ante esto, Abascal señaló que su trabajo no es hacer diagnóstico político, sino impulsar un modelo "de relaciones obrero patronales profundamente humanista con profundo respeto a los derechos sociales de los trabajadores, con certeza jurídica para trabajadores y empresarios" En tanto, el senador priista Nezahualcóyotl de la Vega, miembro de la mesa de negociación de la reforma laboral, dijo que el gobierno federal no tiene porqué hacer valer su postura en cuanto al tema Una reforma laboral debe ser producto del consenso de los sectores obrero y patronal y nadie más Puntualizó que el documento de propuesta que les hizo llegar el gobierno federal no ha sido discutido ni votado, por lo que es falso que ése será el contenido de la reforma No existe un texto final, "lo que hay son tres mesas: Decisión, Trabajo y Redacción, en la que participan representantes de los sectores empresarial y obrero" Además del texto gubernamental que empezó a circular entre la prensa hace unos días, comentó, existen muchos otros borradores, pero nada terminado17/04/02