La salida al conflicto México-Cuba es la Doctrina Estrada, dice excanciller

martes, 23 de abril de 2002
México, D F- El excanciller Bernardo Sepúlveda pidió a los gobiernos mexicano y cubano recurrir a la Doctrina Estrada para terminar con la confrontación y las recriminaciones provocadas por la divulgación de la conversación telefónica en la que el presidente Vicente Fox le pide a Fidel Castro que sólo permanezca unas horas en la Cumbre de Monterrey, porque su visita le causaría "muchas complicaciones" "Lo digo no sólo con relación de los fenómenos políticos presentes, sino con la transición política que deberá producirse en Cuba en unos meses o años En ella, México deberá jugar un papel relevante y lo hará mejor si mantiene relaciones cordiales", enfatizó Y es que, con la divulgación de la conversación telefónica entre Fox y Castro, revelada el lunes por el gobierno de Cuba, así como la respuesta del gobierno mexicano a esa actitud, los problemas entre ambos países se recrudecieron Aunque para Sepúlveda, el que Castro haya revelado el contenido de su plática con Fox no provocará una ruptura en las relaciones diplomáticas entre el gobierno mexicano y el régimen cubano, pero sí deja una lección importante: que la conversación de ningún estadista es o será completamente privada Después de participar en la mesa redonda "La Política: el sueño de conciliar intereses", Sepúlveda, quien actualmente funge como miembro de la Comisión de Derecho Internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoció, sin embargo, que actualmente la relación México-Cuba es muy tensa Por ello, conminó a ambas naciones actuar "con cuidado" y solucionar sus problemas diplomáticos en el corto plazo Este no es el primer problema de esa índole entre ambos países Entre las diferencias que más recientemente han deteriorado la relación México-Cuba, se puede citar la reunión de Fox con los disidentes durante la visita oficial del mandatario mexicano a Cuba, el 3 de febrero; el "asalto" a la embajada mexicana por 21 jóvenes cubanos, el 27 de febrero; el retiro abrupto de Fidel Castro de la Cumbre de Monterrey, el 23 de marzo, y el voto en favor de la condena al gobierno de la isla en materia de Derechos Humanos En ese tenor, Sepúlveda pidió al gobierno federal que sea cuidadoso en las relaciones que mantiene con algún país, y más en materia de derechos humanos, porque en el plano internacional este tema se ha politizado, al grado de que los votos para condenar a un país, por la manera en la que actúa frente al respeto a las garantías de sus ciudadanos, depende en gran medida de las relaciones diplomáticas Citó el caso de Afganistán, país que en su momento fue criticado por Estados Unidos cuando era gobernado por el Talibán, pero la condena cesó después de que se volvió aliado de los estadunidenses, tras la caída de ese régimen 23/04/02