Sin posibilidades, la reanudación del diálogo EZLN-gobierno: Arizmendi

jueves, 25 de abril de 2002
Oaxaca, Oax - El obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi, llamó al gobierno federal a valorar en su justa dimensión la decisión del EZLN de haber renunciado en la práctica a las armas, pues es una valiosa consecuencia del diálogo que una vez hubo, aún cuando éste se haya interrumpido El prelado acudió a esta ciudad para participar en el encuentro "Emergencia indígena, un desafío pastoral" Aquí, fue entrevistado sobre el tema del conflicto chiapaneco y la suspensión del diálogo entre el EZLN y el gobierno foxista, desde hace más de un año Señaló que en su opinión no existen posibilidades de que se reanuden las pláticas con el grupo zapatista, pero destacó lo valioso de que este grupo haya abandonado la vía armada desde hace tiempo Esta decisión, dijo, no ha sido debidamente apreciada ni por el gobierno ni por la sociedad Agregó que al EZLN en realidad ya no le interesa el diálogo con el gobierno federal, ni siquiera la ley indígena En lugar de ello, se ha dedicado a instaurar, en los hechos, las autonomías en las regiones indígenas de Chiapas y a desarrollar sus propios proyectos educativos, económicos y políticos A pesar de la ruptura del diálogo, "en su momento detuvo la guerra", señaló "Eso es lo más valioso si comparamos al EZLN con otras guerrillas de dentro y fuera del país Creo que nunca acabaremos de valorar suficientemente que en la práctica ha renunciado a las armas y se ha convertido en una fuerza política, más que militar" Para el obispo, el reinicio del diálogo es una opción prácticamente imposible, pues las posturas de las partes son en gran medida mutuamente excluyentes Lo que realmente desean los indígenas, dijo, no es una ley de derechos indígenas, sino una total reforma del Estado y una nueva sociedad En su opinión, si las tres señales que pedía el EZLN se hubieran cumplido a cabalidad, el diálogo de cualquier forma se hubiera roto después por otros motivos, pues las posturas son irreconciliables en temas tan delicados como justicia, educación y sistema político Asimismo, apuntó que la labor del EZLN en materia de proyectos con las comunidades trae esperanza, pero también preocupación, puesto que al no estar de acuerdo muchos indígenas con el zapatismo, crece el riesgo de un enfrentamiento entre comunidades zapatistas y no zapatistas Las comunidades zapatistas, recordó, no quieren nada con el gobierno ni con sus programas, mientras otras reciben bien las ayudas sociales Esta divergencia puede ser fuente de conflicto, consideró En tanto, el comisionado para la Paz en Chiapas, Luis H Alvarez, señaló que el gobierno federal sigue con preocupación los enfrentamientos militares recientes entre zapatistas y priistas, ocurridos en Ocosingo y Altamirano Era algo que se veía venir, aseveró "Nosotros insistíamos en la necesidad del retorno del diálogo para evitar que los problemas laterales, no necesariamente ligados al conflicto chiapaneco, siguieran expresándose", dijo El lunes pasado se registró un conflicto en el municipio de Altamirano por una cuestión de tierras Priistas y perredistas tuvieron una disputa, de la cual resultaron varios heridos Los conflictos en Ocosingo y Altamirano involucran a unas 40 comunidades indígenas 24/04/02

Comentarios