"Ninguna", la importancia de la relación entre México y Cuba: Castañeda

lunes, 29 de abril de 2002
México, DF - El canciller Jorge Castañeda aseguró que la importancia de la relación entre México y Cuba es prácticamente "ninguna", pues hay muy poco comercio, muy poca inversión y, además, nos deben dinero Asimismo, se dijo dispuesto a poner todo de su parte para cerrar las heridas que alguna actitud suya pudo haber abierto en el Congreso de la Unión Este fin de semana fue muy activo para Castañeda en lo que a entrevistas se refiere Al semanario Newsweek, el canciller hizo fuertes declaraciones, en las que calificó el incidente suscitado con Cuba, la semana pasada, como "un berrinche" de Fidel Castro provocado por su aislamiento de la comunidad internacional También dijo que en gobiernos priistas anteriores se defendía mucho a la isla ante el mundo, al mismo tiempo que ayudaban "a la CIA a espiar en Cuba desde la embajada en México" Por otro lado, en entrevista con Canal 40, señaló que la reciente crisis es totalmente responsabilidad de Fidel Castro y se reduce al hecho de que el mandatario cubano no cumplió su palabra de mantener privada la conversación que tuvo con Vicente Fox Ahora, apuntó, a Castro "nadie le toma ya las llamadas" También dijo estar dispuesto a mejorar la relación con el Congreso, el cual lo rechazó como interlocutor por no ser confiable "Nosotros, obviamente, pensamos que vamos a poner de nuestra parte para poder saldar algunas cuentas, para poder cicatrizar heridas que nosotros pudimos haber ocasionado por tal o cual característica mía", señaló Dijo que confía en no tener problemas para aclarar las cosas con el PRI y el PAN Con el PRD será más difícil, puesto que las posturas están muy distantes Además, Castañeda Gutman dio su propia definición de lo que para legisladores de oposición y el gobierno cubano fue una mentira de Fox: el presidente mexicano, dijo, "no dio el escenario completo" de lo sucedido previamente a la Cumbre de Monterrey, de donde Castro se retiró abruptamente asegurando que había recibido presiones para retirarse Poco tiempo después, el gobierno cubano dijo que tales presiones provinieron de un "alto funcionario" del gobierno de México, algo que siempre negó Fox Luego, después que se votó en contra de Cuba ante la ONU, Castro reveló públicamente una llamada telefónica en la que Fox le pide retirarse lo más pronto posible de la Cumbre para que "no me compliques" el día en que llegaría George Bush, según dejó ver Ahora, para Castañeda el punto central no es el hecho de que persistentemente Fox hubiera negado ante la opinión pública que se hubiera presionado a Castro, sino que se hubiera divulgado una conversación "privada" Bajo este argumento se ha emprendido la defensa de la administración foxista "El presidente Fox honró su palabra Fidel Castro no, punto", dijo el canciller, cuya renuncia ya han pedido numerosos legisladores priistas y perredistas Agregó que precisamente debido al compromiso de confidencialidad, contraído al inicio de la charla, Fox se abstuvo de revelar el "escenario completo" ante la opinión pública De haberlo hecho, agregó, el presidente hubiera quedado como una persona que no cumple sus compromisos Hubiera quedado como quedó Fidel Castro, "que nadie le toma ya las llamadas", ironizó Luego, aseguró que el actual gobierno no graba las llamadas entre Fox y otros jefes de Estado y que, contrario a lo que dijo Castro en días pasados, eso no implica ineficiencia de parte del gobierno, sino una "gran transparencia" Añadió que el tema con Cuba se ha vuelto un símbolo del cambio que encabeza el foxismo, puesto que, a diferencia de antaño, ya no se practicará la política del avestruz, en la que se esconde la cabeza para no ver las nuevas necesidades internacionales en materia de democracia y derechos humanos Aseguró que el gobierno de Ernesto Zedillo ya se perfilaba en ese sentido y que en el presente gobierno no habrá un regreso al no intervencionismo de sexenios anteriores Al semanario Newsweek, el canciller aseguró que entre los actores políticos existen diversos motivos para defender férreamente a Cuba en medio de esta crisis "En el caso del PRD, por sus convicciones ideológicas Son castristas Creen en el tipo de régimen y en el tipo de organización social que existen en Cuba Tienen obviamente una mayor afinidad con el gobierno de Cuba que con el gobierno de México "En el caso del PRI es más complicado Hay algunas personas que lo hacen por convicción ideológica Hay quienes lo hacen debido a un mito que ellos crearon sobre la política de México hacia Cuba Era, sí, mantener relaciones diplomáticas, pero también ayudar a la CIA a espiar en Cuba desde la embajada de México en La Habana El sector más importante del PRI defiende a Cuba esencialmente por despecho Están dispuestos a aprovechar cualquier asunto para oponerse y para desquitarse de él por ganar las elecciones del 2000" Luego de señalar que la importancia de las relaciones entre ambos países es casi inexistente, dijo que él, desde 1990, en un artículo publicado en Newsweek, precisamente, apuntó que "Castro debería de irse" Asimismo, aseguró que sigue siendo un político de izquierda "Siempre he pertenecido a una parte de la izquierda latinoamericana que ha pensado que, junto a los valores tradicionales de la izquierda --soberanía, justicia social e igualdad--, la democracia y el respeto por los derechos humanos son parte indispensable de ellos"28/04/02

Comentarios