Para evitar la expulsión, indígenas solicitan medidas cautelares a la CIDH

jueves, 4 de abril de 2002
San Cristóbal de las Casas, Chis - Ante lo que consideran un "inminente" desalojo de sus asentamientos, en Montes Azules de Chiapas, comunidades indígenas solicitaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la aplicación de medidas cautelares para evitar la expulsión de cientos de familias de la mencionada zona de reserva ecológica Desde el alzamiento zapatista de 1994 y, en consecuencia, la creciente militarización de la zona, decenas de comunidades abandonaron sus lugares de residencia y se trasladaron a vivir a Montes Azules, zona de reserva natural Esta zona ya estaba habitada, desde hace décadas, por familias lacandonas a las que gobiernos priistas "regalaron" tierras En las últimas semanas, y puesto en marcha por el presidente Vicente Fox el Plan Puebla Panamá, ha corrido en Chiapas un insistente rumor: que bajo el argumento de evitar daño ecológico al área, todas las comunidades serán desalojadas en breve y reubicadas en alguna otra parte El rumor, que algunos activistas aseguran estar apoyado en documentos gubernamentales a los que tuvieron acceso, agrega que el verdadero motivo no es evitar daño ecológico, sino facilitar la entrada de grandes transnacionales para explotar de diversas maneras el área De acuerdo con lo informado este miércoles por la Red de Defensores Comunitarios, la posibilidad de desalojo de familias chontales, tzotziles y tzeltales se incrementa por la animadversión existente entre éstos y los lacandones La Red aseguró que los lacandones cuentan con el apoyo de las grandes transnacionales que quieren aprovecharse de la zona Fue la RDC la encargada de presentar ante la CIDH la solicitud de medidas cautelares para proteger a las comunidades, que temen regresar a sus lugares de origen debido a la presencia del Ejército o de grupos paramilitares en la zona zapatista Las comunidades de Laguna El Paraíso, Laguna Suspiro, Nuevo San Pedro, 6 de Octubre y Nueva Cintalapa, que se ubican dentro de la reserva y pertenecen al municipio zapatista "Ricardo Flores Magón", denunciaron, a través de la Red, el "hostigamiento" que realizan en su contra los gobiernos federal y estatal, por medio del Ejército y la policía La Red de Defensores Comunitarios, en conferencia de prensa en la capital chiapaneca, hizo un recuento histórico de cómo se fue poblando la selva Lacandona, y para ello se remitió a los años cincuenta, cuando el gobierno propició los asentamientos humanos para "evitar que el reparto agrario afectara a los latifundistas" Desde hace más de 25 años, refirió, existen 17 centros ejidales, pero a pesar de ello el gobierno de Luis Echeverría otorgó 614 mil 321 hectáreas a 66 familias de lacandones Después, en 1978, el gobierno decretó la existencia de la Reserva Integral de la Biosfera de Montes Azules, con un total de 331 mil 200 hectáreas Y a partir del 12 de septiembre del año pasado, los lacandones han solicitado la reubicación de los tzeltales, choles y tzotziles que habitan en estas tierras Según la Red, los lacandones son apoyados en sus pretensiones por organizaciones como Conservation International, Mc Donald?s, Exxon, Ford, Intel y Grupo Pulsar Como consecuencia de ello, apuntaron, a partir de septiembre del 2001 se han incrementado los vuelos rasantes de helicópteros y el hostigamiento del Ejército y la Policía Federal Preventiva (PFP) Asimismo, aseguraron, se ha propiciado la formación y adiestramiento de "nuevos grupos paramilitares en la zona, con participación de la Secretaría de Pueblos Indios y la Semarnat" Al final, la Red explica que recurrió a la CIDH para buscar la protección jurídica de los habitantes de la reserva de Montes Azules que, de acuerdo con su versión, serían desalojados por la fuerza pública03/04/02