Desatiende Loyola denuncias por tortura contra Yáñez Ledesma

viernes, 5 de abril de 2002
Querétaro, Qro - El gobernador de Querétaro, Ignacio Loyola Vera, rechazó admitir y acatar la recomendación hecha por la Comisión Estatal de Derechos Humanos en el sentido de atender las denuncias por tortura, discriminación y proceso legal viciado, presentadas por Eustacio Yáñez Ledesma Yáñez Ledesma es el hombre que hace varios meses chocó contra la comitiva de motociciclistas en la que iba Loyola Vera con unos amigos Dos hombres murieron Luego del accidente, Yáñez fue detenido bajo el cargo de homicidio imprudencial En comunicado de prensa, el gobierno del panista informó que los términos de la recomendación no fueron aceptados por diversos motivos de índole legal y reglamentaria que le impiden cumplirla En la recomendación se concluye que se confirmó que Yáñez recibió tortura dentro del Cereso de San Juan del Río, en diciembre del 2001, para obligarlo a confesar un "complot" para atentar contra la vida del gobernador panista Por ello, se recomendó al gobernador Loyola Vera que se deslindaran las posibles responsabilidades del secretario de Gobierno, Bernardo García Camino; Joaquín Ruelas, director general de los Ceresos, y Alberto Angeles, director del penal de San Juan, por "la irregular investigación que se realizó para establecer o no la procedencia de las medidas cautelares o precautorias", solicitadas para proteger a Yáñez dentro de la cárcel También se pidió que las autoridades del Cereso fueran separadas de sus cargos mientras se desahoga una averiguación previa, que por instrucciones del propio mandatario estatal inició la Procuraduría de Justicia -?cuando el asunto se hizo público por parte de la propia CEDH Y, finalmente, el ombudsman pidió garantizar la seguridad física y sicológica de Eustacio Yáñez en el Cereso Al rechazar los términos de la recomendación, Loyola responde todos los puntos de la misma En primer lugar, dice que como no hay una legislación que regule la investigación interna que hizo el secretario de Gobierno para decidir si se aplicaban las medidas de protección a Eustacio Yáñez solicitadas por la CEDH, "las investigaciones se realizaron en la forma en que entonces razonablemente se estimaron como pertinentes y apropiadas" y "no se puede calificar de irregular dicha investigación (sic)" Además, expone, ni el visitador general de la comisión, ni su titular, especificaron qué medidas cautelares o precautorias debían aplicarse para proteger a Eustacio Yáñez, y "era obligación", de acuerdo con el reglamento del propio organismo, por lo que reitera que "no hubo actuación irregular ni ilegal, mucho menos desacato alguno" Y expone que conforme a las leyes que regulan las relaciones laborales entre el gobierno estatal y sus trabajadores, así como los convenios sindicales y la ley de responsabilidades, "no fue posible" separar de sus cargos a los funcionarios del Cereso de San Juan" Según el comunicado, sería facultad de la Contraloría estatal promover la separación de los funcionarios por una investigación interna que está efectuando, "y no por instrucciones del Ejecutivo", como se solicita en la recomendación El gobierno también contestó con ironías: separar de su cargo a los funcionarios responsables de permitir la tortura aplicada a Eustacio Yáñez, significaría que ellos sufrirían a su vez "la violación de sus derechos de presunción de inocencia, la no discriminación y su derecho al debido proceso legal" Finalmente, se aduce que "no es posible dar cumplimiento" a la recomendación en cuanto a garantizar la seguridad de Eustacio Yáñez, porque salió libre bajo fianza el 19 de marzo El accidente ocurrió en noviembre pasado En diciembre, la hija de Yáñez presentó ante la CEDH dos quejas: una por la presunta tortura y otra por posibles irregularidades en el proceso penal que se le sigue a su padre La CEDH determinó que Yáñez sufrió violaciones a sus derechos de integridad personal, libertad, presunción de inocencia y debido proceso legal, además de que fue discriminado, pues la juez se negó a darle la opción de libertad bajo fianza porque carece de la visión en un ojo, "y representaba un peligro para la sociedad" si volvía a conducir Además, a la comisión le fue rechazada una solicitud de medidas precautorias para el inculpado, aunque una petición semejante está hoy en proceso en el seno de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), hasta donde llegó el asunto04/04/02

Comentarios