Endurece EU controles migratorios para el ingreso de estudiantes extranjeros

miércoles, 15 de mayo de 2002
México, DF - El presidente norteamericano George Bush promulgó este miércoles la Ley de Refuerzo de Seguridad Fronteriza, que endurece los controles migratorios para el ingreso de estudiantes y visitantes extranjeros Dicha ley había sido aprobada el lunes por unanimidad en la Cámara de Representantes, y el fin central de tal prescripción es cerrar la frontera a eventuales terroristas que fingen ser estudiantes o visitantes temporales Las medidas contempladas en esta ley, inscrita en el endurecimiento de las medidas de seguridad posterior a los atentados del 11 de septiembre, incluyen desde la expedición de pasaportes inalterables y reportes puntuales de las asistencias escolares, hasta el intercambio de información entre FBI, CIA y Departamento de Estado En conferencia de prensa, el mandatario norteamericano habló de la entrada en vigor de la ley Aclaró que la misma no tiene el objetivo de convertir a Estados Unidos en una "fortaleza", puesto que su país seguirá siendo un país libre "Somos una sociedad abierta", anotó Esta reforma excluyó la renovación de la Sección 245i de la Ley Migratoria, la cual era esperada por miles de trabajadores migrantes mexicanos indocumentados La renovación habría permitido a los migrantes tramitar su residencia permanente argumentando vínculos familiares o contratos laborales, sin salir del país y mediante el pago de mil dólares Así, la tan esperada "amnistía" para trabajadores mexicanos vuelve a quedar lejos Ahora, aquellos que aspiren a la "tarjeta verde" deberán regresar a sus países y tramitarla desde ahí El tiempo de espera puede durar hasta diez años Al respecto, Bush dijo lamentar que no hubiera prosperado la amnistía Sin mencionar directamente los compromisos hechos con México, apuntó que seguirá trabajando con el Congreso para lograr su pronta aprobación La Ley de Seguridad Fronteriza, aprobada por unanimidad tanto por senadores como por diputados norteamericanos, ahora en vigor, establece: -- Que los pasaportes de Estados Unidos emitidos después de 2003 deben ser resistentes a las alteraciones, y que los visitantes extranjeros porten documentos que puedan ser leídos con máquinas e identifiquen al portador con datos biométricos -- El estricto control de los estudiantes que asisten a los colegios y universidades de Estados Unidos por medio de un nuevo sistema de seguimiento del Servicio de Naturalización e Inmigración, que registra la aceptación de extranjeros por las instituciones educativas de Estados Unidos y requiere que las instituciones notifiquen al SIN cuando los estudiantes extranjeros no asisten a clases --La creación de una base computarizada de datos para revisar las solicitudes de visas en todas las embajadas y delegaciones de Estados Unidos en todo el mundo --El SIN debe contratar 200 nuevos investigadores de inmigración y otros 200 inspectores, y mejorar los salarios de los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos --La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) deben intercambiar más información con el Departamento de Estado, que emite las visas en el extranjero El costo estimado de las mejoras en la seguridad fronteriza es de mil 200 millones de dólares en el primer año y de 3 mil 200 millones durante los tres años posteriores "Estoy honrado de promulgar esta ley, es un paso importante en un esfuerzo de asegurar nuestra frontera, al tiempo que promovemos el comercio", dijo el mandatario norteamericano14/05/02