La justicia suiza deja en manos de mexicanos el caso Raúl Salinas

jueves, 16 de mayo de 2002
México, DF - La justicia suiza determinó que ante la falta de elementos para continuar la investigación, ahora deberá ser la justicia mexicana la que se haga cargo del caso de Raúl Salinas de Gortari en lo que se refiere al presunto lavado de dinero procedente del narcotráfico Dicha investigación era llevada por el juez Paul Perraudin, quien declaró haber "llegado al límite de lo que es posible investigar", sin lograr comprobar nada en contra del sospechoso En un dictamen emitido el 30 de abril y divulgado este martes por la prensa suiza se recomienda que el caso "sea trasladado a la Procuraduría General de la República de México" El juez alega que la justicia mexicana no colaboró debidamente con la suiza en este caso Así, según la determinación del juez suizo, ahora será responsabilidad de la justicia mexicana aclarar si las millonarias cuentas a nombre de Salinas y diversos alias fueron alimentadas con dinero proveniente del narcotráfico Sin embargo, la recomendación del juez aún no ha sido aceptada por la Oficina Federal de la Policía Suiza En tanto, fuentes cercanas al hermano del expresidente Carlos Salinas informaron que ya trabajan para conseguir que las cuentas bancarias que fueron congeladas por la justicia suiza sean liberadas Este fallo se da, coincidentemente, en el marco del encuentro que de forma "casual" y "rápida" tuvieron el canciller Jorge Castañeda y Carlos Salinas Algunos legisladores de oposición han dicho que el expresidente busca negociar con el gobierno de Vicente Fox la liberación de su hermano, preso desde 1994 Perraudin da cuatro razones para dar por cerrada la investigación: primero, fuertes problemas derivados "por el incumplimiento parcial de solicitudes de asistencia jurídica presentadas por Suiza a México", para obtener información de al menos 10 bancos mexicanos y de personas relacionadas con Raúl Salina Segundo, por el rechazo del gobierno mexicano de trasladar temporalmente al sospechoso a Ginebra para ser careado con los testigos que lo acusaron de vínculos con el narcotráfico Tercero, por la petición, que no pudo ser cumplida, de la defensa de Salinas de citar a declarar a muchos altos personajes mexicanos, como el expresidente Zedillo Cuarto, la negativa de algunos testigos fundamentales de viajar a Ginebra a declarar, argumentando temer por su vida Se informó que un testigo protegido, denominado Pedro, habría sido asesinado15/05/02

Comentarios