Por golpes, murió el militar Martínez Romero: Semefo

martes, 28 de mayo de 2002
México, DF - La muerte del mayor José Gabriel Martínez Romero -adscrito al Estado Mayor Presidencial- fue ocasionada por los golpes que recibió mientras era trasladado al Ministerio Publico el pasado 19 de mayo, aseguró el titular del Servicio Médico Forense, José Ramón Fernández Cáceres Los exámenes toxicológicos demostraron que José Martínez Romero había ingerido cocaína Al dar a conocer el resultado final de los estudios hechos al cadáver, el médico forense señaló que la muerte del elemento, adscrito a la Secretaría de la Defensa Nacional, fue a causa de los golpes que recibió y aclaró que la cocaína encontrada en la sangre no influyó en su deceso El militar fue detenido por policías preventivos el pasado 19 de mayo después de intentar ingresar por la fuerza a un hotel de la calzada de Tlalpan, en la colonia Obrera Martínez Romero murió a bordo de la unidad en la que era trasladado al Ministerio Público (MP) El MP interrogó sobre el caso a 17 policías, de los cuáles sólo fue necesario dejar a su disposición a cuatro de ellos, a quienes se les dejó en libertad, pero bajo las reservas de la ley Especialistas de la Sedena realizaron estudios para investigar la causa de la muerte de Martínez Romero, los cuales coincidieron con los resultados dados a conocer por el Semefo La dependencia mostró su interés en el caso para conocer si el militar había incurrido en faltas de su competencia, así como la responsabilidad de los policías que lo detuvieron cuando escandalizaba La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) está en espera del protocolo de la necropsia para determinar la responsabilidad de los policías preventivos Esta es la segunda muerte de un indiciado antes de ser presentado ante las autoridades competentes El primer caso se presentó el pasado 29 de marzo cuando Guillermo Vélez Mendoza murió al momento de ser detenido por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), por su presunta participación en el secuestro de una empresaria La familia de la víctima denunció que la Procuraduría General de la República encubrió a los responsables y ocultó evidencias del caso 27/05/02