División religiosa y conflicto agrario, origen de la matanza en Oaxaca

lunes, 10 de junio de 2002
Xochiltepec, Oax (apro)- Se confirma el absoluto abandono en el que se encuentran los habitantes de este pueblo zapoteco, donde no sólo enterraron a sus 27 muertos, sino con ellos sus esperanzas de justicia Y aunque el gobierno del estado se empeña en minimizar esta matanza con argumentos de que fue producto de la pobreza, y anuncia resultados espectaculares como la detención de 16 personas "en menos de 48 horas", lo cierto es que por "negligencia o complicidad" de las autoridades, que no hicieron caso a las denuncias sobre posibles ataques armados, ahora este pueblo sufre la pérdida de 27 hombres que eran el sostén familiar Para las viudas y los 96 huérfanos, así como para los demás familiares, ya nada es igual Al contrario, su temor se convirtió en terror; su fe en las autoridades, en desconfianza; su dolor, en tragedia, y su pobreza en miseria Su desesperación es tal, que buscan la protección divina en las diferentes religiones que se han hecho presentes en la zona por el abandono de la Iglesia católica Por tal motivo, de los 800 habitantes que existen en esta agencia perteneciente al municipio de Santiago Textitlán, 50 por ciento profesa la religión denominada Interdenominacional; 30, la Luz del Mundo, y 20 por ciento la católica Y de la relación de 27 muertos que fueron cobardemente asesinados, 16 eran de la religión Interdenominacional, siete católicos y tres de la Luz del Mundo; sin embargo, los pastores de la religión predominante fueron los únicos que acudieron a dar consuelo a sus fieles con oraciones y a brindar ayuda con despensas Mientras, los católicos resentían la orfandad espiritual, pues ni el arzobispo de Oaxaca, Héctor González Martínez, ni sus sacerdotes, los visitaron para oficiar misa por sus muertos Este pueblo, que se encuentra aislado por sus vecinos de Santiago Textitlán, Santa María Zaniza y Santo Domingo Teojomulco, a raíz de conflictos agrarios, y dividido por cuestiones religiosas, en lo único que coincide con aquéllos es en la presencia del Ejército Mexicano en la comunidad, para evitar ser atacados nuevamente La tragedia Por declaraciones del gobernador José Murat y del procurador Sergio Santibáñez Franco, los 27 habitantes de Xochiltepec fueron emboscados y asesinados, al parecer, por conflictos agrarios, de narcotráfico, venganza, explotación forestal o por la pobreza Sin embargo, el coronel Hernández Navarro desmintió al gobernador y al procurador, al sostener que en la región no existen problemas por el narcotráfico Los hechos ocurrieron la noche del viernes 31 de mayo en el paraje "Agua Fría" --perteneciente al municipio de Santiago Textitlán--, presuntamente perpetrados por habitantes de Los Huertos Teojomulco, quienes no solamente acribillaron a los trabajadores del aserradero "La Cofradía", sino que les robaron su "raya" de la semana Una vez enteradas de la matanza, las autoridades de seguridad desplegaron un operativo en la zona, que culminó con la detención de 16 personas, a quienes les fueron decomisadas 23 armas largas y una corta, así como 225 cartuchos de R-15, 369 de AK-47, 51 de escopeta 16, 15 de 9 milímetros, y tres radios de comunicación portátiles y una base Entre las armas destacan cinco fusiles de asalto AK-47, de los conocidos como "cuernos de chivo", nueve rifles 22, tres escopetas calibre 16, dos rifles calibre 762, tres fusiles AR-15, un rifle 3006 y una pistola 22 Y aunque los agentes responsables de la investigación señalaron que este ataque fue un acto de venganza de una comunidad hacia otra, por haber ganado Xochiltepec una resolución agraria en donde existe una disputa de cientos de hectáreas de bosques, destacaron que este problema tiene su origen en la extrema pobreza y la marginación en la que viven cientos de comunidades oaxaqueñas Lo que no informó el gobierno estatal es que las autoridades municipales ya habían advertido en Sola de Vega y la ciudad de Oaxaca sobre estos posibles ataques y de otras agresiones, como las ocurridas el 25 de enero a la Telesecundaria y los tiroteos de marzo Ahora de qué sirven los patrullajes si los muertos ya están tendidos, lamentó el agente municipal suplente, Brígido Gutiérrez, durante una entrevista en el corredor del edificio de la agencia municipal, que se localiza a unas cinco horas de la capital del estado Y recordó que desde hace más de 70 años tienen problemas con sus vecinos de Textitlán, Zaniza y Teojomulco, quienes los han despojado de 11 mil hectáreas y, como han recurrido a las instancias agrarias para recuperar sus tierras, han sido atacados en varias ocasiones o incendiados sus bosques, como ocurrió en 1997, cuando se consumieron ocho mil hectáreas Pero los habitantes advirtieron que no van a abandonar sus tierras, pues aquí nacieron y aquí han de morir Lo cierto es que el distrito de Sola de Vega representa una "bomba de tiempo", debido a los constantes conflictos agrarios que pueden estallar en cualquier momento, entre los que sobresalen: Amoltepec y Yucutindoo, Amoltepec y Zaniza, Amoltepec y Zenzontepec, Zenzontepec y Tataltepec, Sola de Vega y Santa María Sola, Teojomulco con Texmelucan, Teojomulco y Xochiltepec, Sola de Vega y San Francisco Sola, Sola de Vega y San Ildefonso Sola, Xochiltepec y Zaniza, Xochiltepec y Textitlán, Yucutindoo y Zapotitlán del Río Algunos de estos conflictos ya cobraron vidas, como el de 1986, cuando los habitantes de Amoltepec emboscaron a los de Zaniza, con saldo de 29 muertos; el ocurrido en 1995 entre Zaniza y Xochiltepec, que dejó 17 muertos; o el de 1998, entre Teojomulco y Texmelucan, que dejó 13 muertos

Comentarios