Presentan iniciativas en favor de la industria editorial

miércoles, 12 de junio de 2002
México, DF - A unos días de que la Secretaría de Hacienda ratificó la eliminación de la tasa cero y la exención de los estímulos fiscales a la industria editorial --aprobados en la reforma fiscal de diciembre--, el PRI presentó ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una iniciativa para revertir esos artículos El senador del PRI José Natividad González Parás señaló que la industria editoria pasa por uno de sus peores momentos, por lo que con esta propuesta se pretende regresar el régimen de tasa cero a las empresas dedicadas a la creación de textos, para promover la lectura y el desarrollo en los niveles de educación de la población La iniciativa promovida por el Revolucionario Institucional beneficiaría a los creadores, autores, editores, libreros, distribuidores, así como a la industria de las artes gráficas y productoras de papel ?sectores que fueron golpeados con la reforma fiscal que se aprobó en el Congreso de la Unión- De acuerdo con datos proporcionados por el legislador, la industria editorial aporta 27 del Producto Interno Bruto (PIB) del sector manufacturero, con una producción anual de 100 millones de ejemplares de libros y 600 millones de ejemplares de revistas La iniciativa ?turnada a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados- tiene como objetivo que se reforme el artículo 2-4 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (IVA), a fin de que se retire el gravamen a libros, periódicos y revistas Así mismo, se busca modificar el artículo 9 de la misma ley, para que los autores no paguen impuestos por explotar su obra Los estímulos fiscales propuestos por el PRI tienen prevista una reducción de hasta 50 por ciento en el Impuesto Sobre la Renta, para los editores de libros Paralelamente, el diputado perredista Luis Miguel Barbosa Huerta, presentó otra iniciativa que tiene el mismo objetivo que la presentada por el PRI en el Senado Barbosa Huerta consideró que la Secretaría de Hacienda no obtendrá recursos significativos de la industria editorial ya que México "es un país en el que anualmente se vende un libro por habitante y en donde cálculos gubernamentales consideran que cada adulto lee un promedio de dos libros al año" El diputado perredista consideró que si bien es necesario el ingreso de recursos para el gobierno, estos no deben obtenerse a costa de la imposición de obligaciones fiscales a las editoriales y en detrimento de la creación y el desarrollo cultural del país Apenas la semana pasada, la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) llamó al presidente Vicente Fox a interceder ante la Secretaría de Hacienda para que se retiren las medidas tomadas, ya que ?además de afectar al gremio- se contraponen a los objetivos del programa "Hacia un país de lectores", presentado hace unos días por el Ejecutivo 12/06/02

Comentarios