México cancela el cabildeo migratorio en Washington

jueves, 20 de junio de 2002
Washington - El gobierno de México canceló en Estados Unidos el cabildeo profesional para lograr el acuerdo migratorio Así, a partir del 30 de junio la administración de Fox ya no contará con los servicios profesionales de las cuatro empresas de cabildeo que trabajaban con el gobierno de México desde hace 10 años y que recientemente tenían como una de sus principales tareas convencer a la Casa Blanca y al Capitolio de la necesidad bilateral de lograr un acuerdo migratorio que, entre otros puntos, daría residencia legal a más de 3 millones de trabajadores indocumentados "Los contratos con estas firmas se suspenden a partir del 30 de junio Es por el recorte de recursos a la Secretaría de Relaciones Exteriores, y así nos quedaremos varios meses", explicó a Proceso Miguel Monterrubio, vocero de la embajada de México en Washington, quien habló a nombre del embajador Juan José Bremer Las empresas eran APCO Worldwide Inc, Patton Boggs LLP, Barbour Griffith & Rogers Inc, y Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom, LLP "En este momento es cuando México debería tener una campaña más fuerte, parecen principiantes y no lo son El cabildeo profesional es clave, el gobierno mexicano sabe que así funciona Washington, que así es como se ganan las cosas México lo vivió con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)", advierte un miembro de una de las firmas de cabildeo más reconocidas y prestigiosas de Washington, quién hablo con la condición del anonimato De acuerdo con copias de documentos obtenidas por Proceso, la firma APCO Worldwide Inc tenía un contrato "efectivo desde el 15 de agosto del 2001", el cual establecía que sus cabilderos darían "consejo estratégico en la comunicación de mensajes de la embajada de México a audiencias específicas con miembros del Congreso, el Poder Ejecutivo, la prensa electrónica e impresa, think tanks, instituciones académicas y otras públicas y privadas, entidades corporativas y las que se consideren apropiadas" Por estos servicios APCO recibía 35 mil dólares mensuales, que se cubrían en pagos trimestrales de 105 mil dólares El equipo de cabilderos de APCO para México estaba formado por Richard Allen, Margery Kraus, Don Riegle, Barry Schumacher, Don Bonker, Neal Cohen y Derek Roseman A su vez, la firma Barbour Griffith & Rogers, Inc puso al servicio del gobierno mexicano a un grupo de cabilderos de altísimo nivel, quienes tienen una relación privilegiada con la administración Bush y con el Partido Republicano Los cabilderos en cuestión son : Haley Barbour, quien de 1993 a 1997 fue dos veces presidente del Comité Nacional Republicano Previamente, en 1985, trabajó como director de la Oficina de Asuntos Políticos de la Casa Blanca, bajo el gobierno de Ronald Reagan, y en el 2000 fue el encargado del Comité Asesor de Washington, DC de la campana presidencial del propio Bush; un año antes fue uno de los 10 miembros del Comité Exploratorio Nacional Presidencial, también de Bush, cuando éste era gobernador del estado de Texas --Keith Schuette, quien de 1994 a 1990 fue presidenta fundadora del Instituto Internacional Republicano, y de 1981 a 1982 asesora especial del secretario de Estado Alexander Haig --Loren Monroe, asistente de asuntos energéticos y de medio ambiente del exsenador republicano de Nuevo México, Pete Domenici --Carl Biersack, quien durante nueve años fue asesor especial del senador republicano Trent Lott, actual líder de la minoría republicana en el Senado Y Bill Himpler, exdirector legislativo y consejero de asuntos tributarios del representante republicano de Illinois, Jerry Weller La empresa mencionada cobraba 35 mil dólares mensuales por "arreglar entrevistas para la embajada de México con representantes de la prensa de México y Estados Unidos, asesorarlos en su relación con los poderes Ejecutivo y Legislativo para la formulación de la política de Estados Unidos en América Latina? informar sobre los retos y oportunidades en la relación bilateral entre Estados Unidos y México Buscar la continua implantación del TLCAN y la promulgación de legislaciones relacionadas con el estatus de nacionales mexicanos que actualmente residen en Estados Unidos" El addendum del contrato establece que los cabilderos buscarían "resolver las diferencias entre los gobiernos de México y Estados Unidos con respecto al proceso anual de la certificación de las drogas? intentar ampliar la gran cooperación y el consenso entre nuestros dos gobiernos en lo que se refiere a temas de energía y medio ambiente? ayudar a la embajada de México a organizar y coordinar las visitas del presidente mexicano y del ministro de Relaciones Exteriores" El documento fue firmado el 15 de agosto por el embajador Bremer y por Lanny Griffith, jefe de operaciones de la firma Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom, LLP, fue contratada para dar servicios de "monitoreo y analizar asuntos clave de preocupación en el Congreso y en la administración (de Bush), así como trabajar con el gobierno (mexicano) para promover sus intereses con funcionarios del gobierno, el Congreso y la comunidad empresarial de Estados Unidos Esto podría incluir reuniones con funcionarios del gobierno y el Congreso, así como la preparación de análisis y asesoramiento apropiado" Además, "la firma también asistirá en el desarrollo de mensajes estratégicos, preparar discursos y material apropiado para conferencias (?)" El equipo de cabildeo para México de esta firma lo forman Lynn Coleman, Mike Naeve, Jaime Palafox y Ken Berlin, que laboran de manera conjunta con la firma Patton Boggs LLP, con la que --de acuerdo con Monterrubio-- comparten el pago de los servicios de cabildeo, que según el contrato firmado el 15 de agosto del 2001 sería de 60 mil dólares mensuales, con un depósito de 120 mil dólares que cubriría el pago de los primeros dos meses La labor que encargó el gobierno de Fox a Patton Boggs LLP fue "apoyar a la embajada de México en su relación con el Poder Ejecutivo y el Congreso de Estados Unidos monitorear y analizar asuntos clave de preocupación en (el poder) legislativo nacional y en la administración Trabajar con la embajada de México para promover sus intereses con funcionarios del gobierno, Congreso y comunidad empresarial de Estados Unidos tomando en cuenta que algunas actividades podrían incluir asesoría legal de política pública, así como interacción con funcionarios del Poder Ejecutivo y del Congreso de Estados Unidos" "Puras promesas" La decisión de Fox de quedarse sin cabilderos en Washington también desconcertó y preocupó a representantes de organizaciones que defienden los derechos e intereses de los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos Jorge Mujica, secretario de la Coalición Internacional de Mexicanos en el Extranjero (CIME), consideró que hay un trasfondo de acuerdos o compromisos de Fox con Bush y los republicanos: "Estamos peor que en la época de Salinas de Gortari, quien al menos convocó a audiencias públicas para hablar de cómo negociaba el TLCAN Pero ahora estamos hablando de una negociación con Estados Unidos sobre seres humanos" Se quejó: "No nos toman en cuenta Colin Powell (secretario de Estado) y el güerito (Jorge G) Castañeda negocian a puerta cerrada sin decirnos en qué quedan Están negociando nuestras vidas Por lo que vemos, Fox y Castañeda no tienen ni cómo ni para cuándo cumplir lo que prometieron a los trabajadores indocumentados" Raúl Yzaguirre, presidente del Consejo Nacional de la Raza (CNR) y un viejo lobo de mar en materia de reforma migratoria en Estados Unidos debido a su larga trayectoria de defensor de los derechos de los inmigrantes mexicanos y latinoamericanos, considera que "posiblemente hay un conocimiento limitado de cómo se manejan las cosas y los votos en Estados Unidos Hay que tener representantes profesionales en Washington porque hay ciertos elementos del Partido Demócrata que apoyan la reforma migratoria y hay menos en el Republicano Mi consejo sería que se usara una estrategia dirigida a ambos partidos" Afirma que ello debe hacerse "ahora, en pleno año electoral", pues se puede amenazar a demócratas y a republicanos con "perder el voto hispano --que ya cuenta--" si no se aprueba la reforma migratoria Pero el acuerdo migratorio ?principal objetivo de Fox-- parece sucumbir ante las necesidades de ahorro del gobierno mexicano La decisión de cancelar el cabildeo en Washington contrasta con el gasto que, también por cabildeo, la administración de Fox realizó entre enero y junio del 2001: 2 millones 570 mil dólares Una parte --926 mil 630 dólares-- la pagó la Secretaría de Economía a la firma Shaw Pittman LLP, la cual no pudo cumplir uno de los objetivos definidos en su contrato: "que el Congreso estadunidense aprobara un proyecto de ley en favor de las exportaciones de aguacate mexicano" En 1993, el gobierno de Salinas de Gortari contrató a 26 firmas de cabildeo profesional para lograr la aprobación del TLCAN Lo consiguió Aunque con pagos de honorarios muy altos que hicieron ricos a muchos cabilderos Tan sólo una de estas 26 firmas cobró ese año 3 millones 625 mil dólares A la cancelación de los contratos con las firmas de los cabilderos se sumará el fin de algunos de los servicios que presta el gobierno de México a los mexicanos que viven en Estados Unidos: la Secretaría de Relaciones Exteriores determinó cerrar el consulado de México en Boston

Comentarios

Otras Noticias